BlackBerry y su último balance económico: los cambios siguen saliendo caros


Cuando hablamos de los balances de BlackBerry siempre salta la duda de si veremos un resultado negativo teniendo en cuenta que cada vez hay menos dispositivos con su sistema operativo y que, mientras que otros cuentan por millones las unidades vendidas cada trimestre, la compañía no llega al millón, como vimos en el último balance trimestral. No obstante, las cifras mostraban cierto crecimiento y lo vuelven a hacer en esta ocasión.

Así, BlackBerry ha presentado hoy el informe con los resultados del balance económico perteneciente al primer trimestre del año fiscal 2017 (correspondiente al final del pasado mes de mayo). En el anterior vimos como los ingresos superaban los niveles previos, veamos qué tal le ha ido a la compañía en términos económicos en este inicio de año fiscal.
La relatividad del crecimiento y el peso de las pérdidas

Como en otras ocasiones, la compañía canadiense comunica sus ingresos diversificando entre GAAP y non-GAAP según se rigen o no por los principios contables generalmente aceptados (es decir, siendo o no totalmente estrictos con los criterios contables). En cuanto a los ingresos del primer trimestre del año fiscal 2017, los canadienses han recaudado un total de 424 millones de dólaresen cuanto a los ingresos non-GAAP, algo menor a lo obtenido el trimestre anterior (487 millones de dólares).

LA DIVISIÓN DEL SOFTWARE Y LOS SERVICIOS SIGUE SIENDO LA QUE MÁS APORTA

En el reparto de esta cifra según la sección dentro de la compañía, gana por poco la sección de software, la que se ha dibujado como el bastión de la compañía de manera histórica. Así, software y servicios han aportado un 39% de la cifra, casi lo mismo que las soluciones de movilidad (un 36%), mientras que las tasas por acceso a servicios (service access fees, SAF) han contribuido en un 25%.

Eso sí, de momento nos quedamos con las ganas de saber cómo han ido las ventas en este trimestre. Como vimos en la anterior ocasión, cuando sí publicaron los datos relativos a esto, las unidades vendidas no sólo eran pocas en comparación a la competencia, sino a la propia previsión.


El balance no mejora en lo respectivo a los ingresos. Aquí no tenemos la cifra anterior para comparar, pero los ingresos netos por acción (non-GAAP) son de 0 dólares. Además, las pérdidas netas (GAAP) ascienden a 670 millones de dólares. Aquí la empresa explica que estas pérdidas se deben a cargos y pagos por las inversiones realizadas y diversas amortizaciones desglosándolo en detalle, entre los que vemos aún por ejemplo 23 millones en coses de reestructuración.

El total en efectivo asciende a 2.500 millones de dólares, también algo menos que en el balance anterior (2.620 millones). El valor de las órdenes de compras a proveedores asciende a 150 millones de euros, algo por debajo de los 162 millones del trimestre anterior y bastante inferior a los 238 millones del mismo periodo en 2015.
Por supuesto, todo va bien

¿Qué dice BlackBerry de estas cifras? No parecen nada halagüeñas al menos con respecto a las anteriores, si bien aún hay deudas y costes por reestructuración y cierto es que la compañía se haya en plena transición del modelo de negocio y los productos que desarrolla. Como es habitual, el CEO sale en defensa y con su visión optimista ante un balance que no destaca por lo positivo, y en este caso John Chen destaca lo positivo con respecto al trimestre anterior.

[...] Hemos doblado los ingresos obtenidos correspondientes al software con respecto a las cifras del año anterior por segunda vez consecutiva tras el trimestre anterior, debido sobretodo a nuestro EMM (Enterprise Mobility Management), la mensajería segura y el sofware WNX para negocios. En el departamento de movilidad nuestro objetivo es lograr beneficios operativos a corto plazo.


Datos económicos por continente de BlackBerry (mayo, 2016)

Lo de renovarse o morir es una verdad casi absoluta en la tecnología y lo hemos visto en el mercado del móvil con grandes gigantes como Nokia o la propia BlackBerry, antiguas reinas de este ámbito que no han sabido (o querido) subirse al tren de los smartphones y ya hemos visto sus destinos en comparación a otros como Apple o Samsung. No obstante, más vale tarde que nunca, y la empresa desde el año pasado parece colgar el hábito de "no sin BB10" para acomodarse en el lanzamiento de terminales con Android.

Este cambio, sin embargo, no es fácil y tiene sus costes. Más allá de esos millones que aún seguimos viendo de gastos derivados por la reestructuración lo que también nos llegó hace unos meses era la noticia de que seguían habiendo despidos en la compañía. Pese a esto, las inversiones siguen por parte de la misma y de hecho Chen lo ha matizado en este anuncio, explicando que en la agenda de la empresa figuran futuras inversiones para ampliar el negocio y aspirar a un mayor crecimiento.

Por el momento seguimos con el misterio de qué camino tomará BlackBerry en cuanto a esta ampliación e inversiones y en lo respectivo a los terminales. Desde hace unos meses también vamos viendo el goteo de filtraciones sobre los que parece que serán los futuros smartphones de la compañía, con los tradicionales nombres en clave correspondientes a ciudades, en este caso Hamburg y Rome. Ahora que estamos a mitad de año, veremos cómo lo acaba la compañía canadiense.

Vía | BlackBerry
En Xataka Móvil