Todo apunta a que la próxima BlackBerry tendrá nuevo fabricante


Que BlackBerry no pasa por sus mejores momentos, al menos en la división de terminales, es algo conocido por todos. El duopolio que están formando iOS y Android está dejando sin hueco a todo otro sistema operativo, como le está ocurriendo actualmente a Windows y como le ocurrió en el pasado ya a BlackBerry OS.

Con ese panorama, la compañía canadiense optó por dar un giro completo a su estrategia de terminales. EL número de nuevos terminales se ha reducido a la mínima expresión y han abandonado su propio sistema operativo por Android. De momento solo conocemos la Priv dentro de este nuevo plan en terminales, pero sabemos que en julio conoceremos dos nuevas apuestas, más económicas, aunque parece que incluso habrá nuevo fabricante.

BlackBerry ya nos hizo saber que su apuesta en 2016 se reduciría dos nuevos terminales con Android en su interior orientados a la gama media. En su reciente presentación de resultados se nos adelantó que esos dos terminales llegarían el mismo mes de julio, en unos días, pero ahora sabemos que al menos uno de esos nuevos smartphones lo firmaría la china TCL, encargada de fabricar los teléfonos Alcatel.

BlackBerry Hamburg ¿o Alcaltel Idol 4?


Hace algo más de una semana ya se especulaba con la posibilidad de que el retraso en la salida del Alcatel Idol 4 tuviese algo que ver con una alianza entre dicha empresa y BlackBerry, y el certificado WiFi de un terminal fabricado por TCL lo confirma hoy. Dos son las pistas que deja ese certificado: el nombre DTEK 50 (DTEK también se usó en la Priv) y el nombre del modelo, STH100-2, de corte similar al de la Priv, STV-100-1.

Para rematar todas esas sospechas, si observamos el benchmark filtrado de la BlackBerry Hamburg, el nombre técnico que aparecía en él era STH100-X, por lo que todo apunta a una misma dirección: esa Hamburg sería o el mismo Alcatel Idol 4 o una versión de éste. En ambos casos, hablamos de un terminal con 5,2 pulgadas de pantalla, 3 GB de memoria RAM, cámaras de 13 y 8 megapíxeles, aunque la diferencia es que según lo filtrado la Hamburgo contaría con un Snapdragon 615 por corazón (ocho núcleos a 1,5 GHz) mientras que el Idol 4 cuenta con un Snapdragon 617 (ocho núcleos a 2,2 GHz).

Con todos estos rumores, que parece que podremos confirmar o desmentir en cuestión de días, lo que podemos poner en entredicho son las ganas de BlackBerry por seguir apostando por su división de terminales. Parece que uno de sus nuevos dispositivos tendrá poco de BlackBerry, más allá de la personalización de Android y sus aplicaciones. ¿Una última coleada o una acertada nueva estrategia? Pronto lo veremos.