Una pareja de cuatro: dos personas y dos móviles

(CC) Ed Yourdon / Flickr

¿Debería preocuparte que tu pareja en ocasiones preste atención a su móvil cuando estan juntos?

En el mundo de las parejas, de vez en cuando existen tensiones que bien deterioran una relación o la hacen más fuerte. Cualquier persona en una relación seguramente se ha visto en la situación en la que la otra persona aparentemente tiene un nuevo amor en su vida: su teléfono.

Lo creas o no, este es un ejemplo de cómo la tecnología nos hace parecer más tontos de lo que somos, hasta el punto en el que somos capaces de dar más importancia a un pequeño aparato que nos mantiene informados y comunicados, que a la otra persona que tienes en frente. Pero es una realidad, en una pareja hoy en día, hay dos personas atadas a dos móviles.

No es adicción, no es que seas más o menos interesante, es simplemente que nuestros móviles nos abren un mundo tan grande delante de nuestros ojos, que el hecho de estar revisándolo continuamente es ya parte de nuestra cultura diaria, casi como el pestañear y el respirar.

Imagina esta situación, una pareja cena tranquilamente mientras están charlando, de cualquier cosa. De sus cosas. De pronto, la conversación parece detenerse porque, sin saber muy bien cómo, ambos están revisando sus redes sociales, mensajes o haciendo alguna actividad en su móvil.

Esto es más común de lo que piensas y contrario a la creencia popular, esto no es un problema, si te lo tomas con filosofía.

Me he encontrado con parejas que creen que la otra persona no presta la suficiente atención porque hay un tercero en discordia, el móvil. No somos un consultorio de parejas, mucho menos somos quienes para dar consejos sobre como mantener una relación ya que eso, nadie puede decirlo. Pero lo que si te voy a decir es algo, no es un verdadero problema.

Nuestra sociedad ha cambiado muy rápido gracias al prácticamente ilimitado acceso a la información que internet nos ofrece. Algo que pasó con el acceso a internet desde los PCs, ahora se ha transformado en un acceso a información inalámbrica 24/7 directamente desde la palma de nuestra mano. Tal acceso a la información puede afectar de dos formas, bien con un abrumador recelo debido a que no sabes cómo afrontar tal cantidad de información a tu disponibilidad, o simplemente abrazando esta nueva forma de conocimiento. Sí, la tecnología tiene un impacto en nuestras vidas, pero no necesariamente es malo. El 74% de las parejas encuestadas por PewResearch, comentaron que intenet tiene un impacto positivo en su vida en pareja.

Encontrarse con casos como el descrito antes no es nuevo, pero dudo que sea un problema en una pareja. Quizá tengamos que acostumbrarnos a compartir nuestra vida con más personas, con nuestro círculo de amigos que quizá no veas tan a menudo, pero del que estás siempre pendiente gracias a las aplicaciones de mensajería. O incluso en algunos casos a ese círculo de "amigos" que existen en las redes sociales para los que prefieren esta forma de exposición.

La tensión en pareja con distracciones como esta, de nuevo citando el estudio de PewResearch, es francamente bajo. Un 8% de los usuarios de internet en una relación han tenido discusiones por el uso del acceso a internet. El 25% se ha sentido molesto por el tiempo que su pareja pasa "distraido" usando su móvil cuando están juntos.

Que la otra persona pueda distraerse con su móvil, quizá más de lo necesario, es algo que hay que aceptar y que nuestra cultura ha adaptado ya como propia, no podemos culpar a internet, el móvil o el acceso a la información el nivel de interés que una pareja tenga entre sí.

Foto (CC) Ed Yourdon

Fuente:fayerwayer