La cámara doble llegará a BlackBerry con la reedición de la KeyOne para 2018



Tras abandonar el desarrollo de su propio sistema operativo y ceder la fabricación de sus dispositivos a la china TCL (que también fabrica los móviles de la marca Alcatel) BlackBerry sigue buscando su hueco en el mercado. La última novedad fue una BlackBerry Motion totalmente táctil, presentada a finales de 2017 llegó a Europa en febrero, y hoy nos toca hablar de las novedades para 2018.

Al menos tres smartphones nuevos esperamos de la icónica marca canadiense, y el primero probablemente sea la "Athena" en nombre clave, que perfectamente se podría llamar KeyTwo. Y es que Athena es ADN BlackBerry, combinando la pantalla con un teclado físico que en esta ocasión contaría con teclas más grandes. La más relevante novedad que apreciamos en los renders que hoy han aparecido es la doble cámara trasera, la primera en un smartphone BlackBerry.

BlackBerry, o ya TCL, va a su ritmo y si todos los rumores son ciertos, la cámara doble no llegará a sus smartphones hasta la presentación de Athena o KeyTwo, prevista para este mismo mes de abril. Esa es la gran novedad de un smartphone que sigue la línea de la KeyOne, que ya incorporó USB-C, a la que se suman teclas más grandes y un nuevo botón (no sabemos con qué fin) en el lateral.

Los últimos del teclado físico

Con la Athena o KeyTwo BlackBerry busca seguir cubriendo ese nicho que solo ellos cubren, los usuarios que quieren un smartphone sin renunciar a un teclado físico. Ahora, eso lleva a unas dimensiones especialmente grandes, con casi 15 centímetros de largo para solo 4,5 pulgadas de pantalla como los que tenía la KeyONE, medidas de las que parece que no se alejará el nuevo smartphone.

Athena o KeyTwo llegará para cubrir ese nicho de usuarios que sigue demandando teclados físicos, nicho cada vez más reducido

Del interior de un smartphone que debería ser el buque insignia de BlackBerry en 2018, tenemos ciertos detalles de anteriores filtraciones. La potencia correría a cargo de un Qualcomm Snapdragon 660, que iría acompañado por seis o hasta ocho gigas de memoria RAM. De esa combinación podemos esperar el que es uno de los mayores problemas de la marca en los últimos tiempos: sus altos precios.

Lo cierto es que extraño sería que hubiese una alta demanda de smartphone con teclados físicos cuando la BlackBerry KeyOne fue el único lanzamiento de 2017 que ofrecía la posibilidad de seguir escribiendo con teclas. Demandantes de este tipo de smartphones quedarán, sí, pero si demandaban cámaras dobles pueden haber acabado optando por smartphones sin teclado físico ya a estas alturas.

Vía | Slashleaks