BlackBerry abre un laboratorio sobre vehículos autónomos en Canadá


BlackBerry no estaba muerta, estaba únicamente de parranda, al menos eso es lo que parece según las últimas informaciones que acaban de llegar a la esfera geek. Parece ser que la compañía acaba de abrir un nuevo centro de investigación en la capital de Canadá con la intención de ahondar mucho más en el tema de los coches autónomos. La estrategia de Tesla de popularizar un sistema de conducción autónoma ha calado hondo, tanto que parece ser el futuro de la conducción, volviendo nuestras carreteras más seguras y provocando un menor número de accidentes, al menos debidos a fallos humanos.

Desde el año 2010 parece que BlackBerry está invirtiendo en la conducción autónoma, todo tras su adquisición por parte de QNX. Esta compañía desarrolla software que se encuentra presente en muchos vehículos, sobre todo industriales, ya que está enfocado a flotas. De hecho, son en parte culpables de BlackBerry OS 10. Estas nuevas informaciones acerca del centro de investigación que han situado en Ottawa han llegado a la central de Reuters por lo que podríamos considerarlo mucho más que un rumor, prácticamente un hecho.

La compañía va a utilizar vehículos de la marca Lincoln para probar el hardware y software que los volvería autónomos de una forma externa. BlackBerry es una de las tres compañías que han recibido el permiso del Gobierno canadiense para hacer pruebas de sus vehículos autónomos en las carreteras públicas, al contrario de lo que hizo Uber recientemente, que fue cazada probando coches autónomos en carreteras públicas sin permiso alguno, justo cuando su vehículo provocó un accidente.

Google es otra de las compañías beneficiadas por este guiño del Gobierno canadiense y está probando coches autónomos por las carreteras del país del norte de América. La cuenta atrás para la conducción tradicional ha comenzado, es cuestión de tiempo que pueblen nuestras carreteras.