¿Se acabó el “boom” de las apps?


Cuando salió el primer iPhone, la novedad real -además de la pantalla multitáctil- era el hecho de que Apple abrió una tienda virtual en donde se podían encontrar miles de aplicaciones móviles.

Las apps se podían descargar en el teléfono por un costo que era de uno a cinco dólares, en promedio. Con el tiempo creció la popularidad del teléfono y entonces muchos programadores, pequeñas y grandes empresas, empezaron a ver este como el nuevo gran mercado del software.


En 2008, las apps representaban el 52% del tiempo usado en los medios digitales (en los Estados Unidos), el cual se redujo a un 40% en el 2013. Apple dice que se han descargado unos 75 mil millones de apps desde la salida del iPhone a la fecha. Sin embargo, en promedio, la mayoría de los estadounidenses ahora no descargan apps por mes, de acuerdo a comScore.

El estudio indica que solamente una tercera parte de los dueños de teléfonos inteligentes descargan apps en un mes promedio, a razón de tres apps por persona. El 7% del tope de los dueños de teléfonos inteligentes descargan casi la mitad de las apps totales en un mes dado, reporta el estudio.

¿Cuál es la razón de este comportamiento? ¿Es que acaso ya las apps dejaron de ser útiles? La realidad es que más de la mitad de los usuarios estadounidenses acceden a las apps que tienen cada día, pero aparentemente no tienen interés en otras apps porque tienen lo que necesitan.

Por ejemplo, la mayoría de los usuarios gastan un 42% del tiempo en una de las apps más populares (probablemente alguna que tenga que ver con las redes sociales, especulo), y las apps que son juegos suben y bajan en popularidad pero una app que sea novedosa o diferente a las demás, es cada vez más raro de hallar.


Otro problema es que los buscadores de apps parecen no estar al nivel que la gente quiere.

Apple ha recibido muchas críticas por su sistema de búsqueda de apps, en donde por estas razones, las apps más usadas y descargadas reciben más notas y opiniones y otras apps que quizás sean muy buenas o mejores que las que están de moda, pasan desapercibidas por la manera en que Apple presenta la información de las apps en su tienda.

Por ejemplo, las apps más usadas reflejan la madurez de las compañías que las proporcionan: Facebook, Google, Pandora y Yahoo, pero probablemente haya más empresas o personas que producen estupendas apps pero que pasan desapercibidas.

Tal vez haya además sobre saturación de apps. Los teléfonos de hecho tienen ya preinstaladas una serie de apps que se usan poco y que muchas veces siquiera pueden quitarse del teléfono mismo. Y sólo ocupan espacio pero que para muchos usuarios sólo se les entregan de “relleno” con el teléfono que adquieren.

Quizás el boom de las apps está terminando. Tal vez el mercado ya se estabilizó y no hay mucho más que esperar en este sentido.