6 alternativas para los que no quieren utilizar WhatsApp


Aún no se conocen todas las consecuencias que tendrá que WhatsApp comparta el número de teléfono de sus usuarios con Facebook, pero muchos ya se sienten "traicionados".

Cuando la aplicación de mensajería fue adquirida por el gigante fundado por Mark Zuckerberg en 2014, ésta "aseguró que permanecería como un servicio independiente", le recordó Pamela Clark-Diskson, de la consultora tecnológica Ovum, a la BBC.

Y ahora muchos sienten que la app está "abusando de su confianza", remarcó la experta.

Pero aunque WhatsApp sea la herramienta preferida de para comunicarse en América Latina y España —de acuerdo un estudio que SimilarWeb, una empresa con base en Londres que analiza la participación de los usuarios en sitios de internet y aplicaciones, hizo público en mayo—no es la única.

Y aquí te presentamos seis alternativas que te permiten seguir ocultándole tu contacto telefónico a Facebook.

Todas están disponibles para los sistemas operativos iOS y Android.

1. Telegram:
Esta aplicación fundada por el magnate ruso Pável Durov ya cuenta con millones de usuarios en todo el mundo y es también popular en la región latinoamericana.

Es totalmente gratuita y no incluye suscripciones de pago.

En cuanto a su uso, es muy similar a WhatsApp, aunque ofrece funciones adicionales y más opciones de configuración.

Además, no cuenta con publicidad— el temor de muchos ahora es que WhatsApp se llene de anuncios— y no obliga a proporcionarle el número de teléfono.

Pero tiene una desventaja ante WhatsApp: no permite hacer llamadas.

2. Viber: Al contrario que Telegram, Viber sí permite las llamadas de voz, así como las videoconferencias.

Ese es uno de sus puntos fuertes.

Y también lo es el hecho de que permita, una vez comprado crédito, llamar a teléfonos convencionales.

A su vez, permite establecer conversaciones grupales de hasta 100 usuarios y ofrece la posibilidad de personalizar cada chat.

Por otra parte, contiene publicidad y pide un número de teléfono para identificar al usuario, aunque luego no lo comparta con Facebook.

3. WeChat: Esta aplicación desarrollada en China es la líder del mercado asiático y cuenta con más de 600 millones de usuarios activos.

Para poder usarla hay que registrarse y, para hacerlo, uno de los datos que hay que proporcionar obligatoriamente es el número de teléfono.

Aunque una vez registrado permite desvincular el contacto telefónico de la cuenta en cualquier momento.

La app es gratuita, pero contiene anuncios.

Permite chatear, hacer llamadas y hasta videollamadas.

Pero además, desde ella se puede pedir una cita médica, pagar impuestos o reservar un taxi.

Así, es una combinación de WhatsApp, Facebook, Uber, incluso Tinder, pues también funciona como una app de citas.

4. Line: Line es, quizá, la alternativa más conocida por el gran público.

Y según SimilarWeb, es la cuarta aplicación de mensajería más usada en los 187 países que analizó, entre ellos varios de América Latina.

Entre las credenciales para presentarse como rival de WhatsApp está la opción hacer llamadas de voz.

5. Hangouts: Hangouts es una plataforma de comunicación desarrollada por Google y cuenta con mensajería instantánea.

Pero además de enviar mensajes de texto, permite hacer llamadas de voz yvideoconferencias con hasta 10 personas de forma simultánea.

Viene preinstalada en la mayoría de los celulares con sistema operativo Android, pero para poder utilizarla es necesario tener una cuenta Google.

6. Facebook Messenger: Puede que no quieras que Facebook sepa tu número de teléfono, pero quizá te interesen las opciones de mensajería que te ofrece.

Y es que Facebook Messenger podría ser tu alternativa a WhatsApp, siempre que los usuarios con los que te quieras comunicar pertenezcan también a la red social.

De hecho, es la aplicación más extendida en el mundo después de WhatsApp, según la investigación de SimilarWeb.

Permite también las videollamadas, así como establecer conversaciones grupales.

Así que, aunque WhatsApp sea la aplicación de mensajería instantánea más popular, hay vida más allá de ella.

Fuente: BBC