Snapchat es demandado por provocar accidente con un filtro

(CC) Wayerless

El filtro de velocidad de Snapchat tal vez haya sido una mala idea.

Sigue siendo un misterio cuál es la fórmula con la que Snapchat ha logrado conquistar a millones de Millennials, pero esta noticia representa un claro ejemplo de los riesgos que detona esta aplicación cuando sus usuarios son imprudentes y fanáticos de la selfie, ya que un filtro de Snapchat ha sido el culpable de que ahora la app reciba una demanda.

De acuerdo con un reporte de The Guardian, Wentworth y Karen Maynard, una pareja del sur de Atlanta, en Estados Unidos, ha decidido establecer una demanda penal contra Snapchat y Christal McGee, una jovencita de 18 años de edad que terminó estrellando su auto contra el coche de los Maynard, debido a que quería tomarse un autorretrato con el filtro de velocidad de la app, corriendo a 100 millas por hora (160 km/hr).

Todo ocurrió en el mes de septiembre del año pasado, provocando un severo trauma encefálico en Wentworth y la aplicación sería parcialmente responsable por el accidente, según lo alegado por la defensa de los afectados, donde argumentan que Snapchat en realidad fomenta este tipo de prácticas peligrosas como medio para obtener reconocimiento en la plataforma:

El filtro de velocidad de Snapchat fomentó el exceso de velocidad de McGee. McGee fue motivada para conducir a una velocidad excesiva con el fin de obtener reconocimiento a través de Snapchat, gracias al 'trofeo' que representa el filtro.

Los portavoces de la aplicación no han emitido declaración alguna, pero lo cierto es que, como bien señala Mashable, los términos y condiciones de Snapchat señalan claramente que los filtros y agregados de la app no deben ser utilizados irresponsablemente como un factor de distracción en situaciones que no lo necesitan.

Pero nadie lee eso.