Arrestan a dos hombres por ingresar drogas y pornografía a una cárcel usando un dron


El hecho ocurrió en Maryland, donde los sospechosos fueron interceptados "in fraganti".

Tanto las impresoras 3D como los drones pueden ser peligrosos si son usados por antisociales. Hace tres meses un dron fue usado para introducir droga y tabaco a una cárcel de Puerto Rico. Recientemente la policía del estado de Maryland, en Estados Unidos, detuvo a dos sujetos sospechosos que intentaban internar pornografía y marihuana a una prisión.

Según señala el informe de la policía, dos hombres fueron sorprendidos usando un Yuneec Typhoon junto a marihuana sintética, películas pornográficas en DVD, tabaco y medicamentos. Además se habría encontrado una pistola, aunque de momento no se sabe si también era parte del contrabando, debido a su mayor peso.

The Verge consigna que el Departamento de Servicios de Seguridad Pública y Correccional planea invertir entre 350 y 400 mil dólares en cada uno de los 27 centros penitenciarios del estado para desarrollar una tecnología anti drones.

Este no sería el primer caso en Estados Unidos, en noviembre de 2013 cuatro personas fueron arrestadas en Calhoun en Georgia, por contrabandear tabaco dentro de una prisión estatal. Otro caso, mucho más reciente, fue el de un dron que se desplomó en el estacionamiento de un supermercado en Tijuana, México, al transportar seis bolsas con a 3 kg de cocaína. Hasta ahora no se han encontrado los dueños de la droga.

En Chile, prácticas como estas no han sido observadas y es probable que tampoco lleguen a las cárceles. En abril pasado, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) presentó la primera normativa en el mundo que restringe el uso de estos aparatos en el espacio aéreo.