¿Selfies animados? la nueva, absurda y divertida forma de alimentar el ego


Los responsables de Path, aquella red social olvidada que intentaba una experiencia similar a la unión de Facebook, Foursquare y Pinterest, acaban de lanzar Kong, una nueva app basada en selfies animadas. Sí, selfies como GIFs. La hemos probado, y que Dios se apiade de nosotros.

La verdad es que Kong puede ser bastante divertida, sobre todo para los que disfrutamos los GIFs. En esta ocasión podemos usar la cámara frontal de nuestro móvil para hacer vídeos cortos sin audio en cualquier momento u ocasión que lo merezca, desde un concierto o evento deportivo, hasta cuando tomamos café y sentimos que por alguna razón el mundo debe vernos con nuestra taza favorita en la mano.

Aunque me ofrecí como voluntario para ser el único del equipo de Gizmodo en Español que se sacrificaba en hacerse una selfie animada, no puedo negar que me divertí un buen rato probando la app y viendo cuanta locura se le ocurría a los miles de usuarios que ya tiene Kong en el mundo. El problema es que después de unos 10 minutos no supe qué más hacer en la app.

El funcionamiento de la app es bastante sencillo: directo desde la página de inicio puedes grabar tu selfie animada, realizando todos los intentos que quieras hasta esa toma perfecta, de tu rostro y el paisaje detrás, o una duckface en diferentes posiciones, si eso es lo tuyo. Luego la app te invita a publicarla en tus redes sociales favoritas, o guardar en la galería del móvil. Además, se publicará de forma automática en Kong.

Dentro de esta red social de GIFs puedes crear o unirte a un grupo, usando hashtags. Hasta ahora los predeterminados incluyen #Music, #Emoji y más, y la comunidad le incluye letras y hasta emojis a sus creaciones, lo que las hacen más divertidas.

En mi caso, el resultado lo encontrarás a continuación. Deben saber que lo hice por la ciencia, solo por un experimento, mi intensión no ha sido ni será nunca darles un susto. Estuve a punto de crear el grupo #NoAptoParaCardíacos o #GenteConBarba.

En conclusión, Kong es una app divertida para un rato, que no tengo claro si usaré de nuevo, pero sin duda que ha valido la pena probarla. Si lo tuyo son los GIFs y las caras graciosas, te invito a darle una probada. Puedes descargarla gratis para iOS en App Store, y para Android en Google Play. Por ahora no está disponible en todos los países.

Vía Gizmodo