Según la ciencia, recibir un tweet produce el mismo efecto que besar


Recientemente el neuroeconomista Paul J. Zak, profesor de la universidad Claremont (EE UU), realizó una serie de estudios tomando muestras de sangre de algunos sujetos antes y después de usar Facebook y Twitter.

Los análisis mostraron que, tras el uso de las redes sociales, aumentaba la cantidad de la oxitocina u "hormona del amor", la misma que generamos cuando intercambiamos caricias, besos y abrazos. Además, los niveles de las hormonas del estrés disminuyeron tras compartir tweets o intercambiar mensajes en Facebook.

Entre las conclusiones del estudio, Zak destacó que las personas con mayores niveles de la citada hormona son más generosas y propensas a hacer donaciones.

Fuente: Radiomundial