Google revela Project Wing, su sistema de entrega con drones autónomos


Cortesía de Google X, estos dispositivos pueden manejarse solos y entregar pequeños paquetes

Al parecer Amazon no es la única compañía interesada en utilizar los drones para servicios de entrega. Google reveló hoy Project Wing, un sistema de mensajería que utiliza drones capaces de navegar de manera autónoma. Diseñado por la división Google[x], Project Wing tiene como objetivo diseñar un sistema que pueda transportar bienes de manera más rápida, segura y eficiente.

El proyecto, revelado en un reportaje de The Atlantic y posteriormente en un video de YouTube, lleva dos años en desarrollo y las primeras treinta pruebas se realizaron este mes en Queensland, Australia, en donde sus creadores han podido entregar kits de primeros auxilios, dulces, comida para perros y agua a algunos granjeros de la región.

El dron de aproximadamente 1.5 m de ancho pesa 8.6 kg y es impulsado por cuatro propulsores eléctricos que soportan un peso máximo de 10 kg (incluyendo al dron). Eso se traduce a que de momento solo pueden entregarse objetos ligeros pero estamos hablando de una primera prueba así que todavía queda un largo camino por recorrer.

En el primer video se muestra a un habitante recibiendo el pequeño paquete con comida para su perro. El dron deja caer el producto desde una altura considerable y se apoya de un pequeño hilo para controlar la velocidad de caída (la velocidad inicia en 10 m/s y se reduce a 2 m/s antes de llegar al piso). La idea de mantener el dron en el aire es para evitar que la gente pueda ser lastimada con los propulsores (y de paso prevenir que puedan dañar el dron).

Otra cosa que se puede visualizar por algunos segundos es la trayectoria controlada desde una pantalla externa. Si bien la idea es generar un sistema autónomo, el tener acceso al dron podría ayudarlo en casos que sufra algún percance o el paquete se quede atorado. El proyecto está en una etapa temprana y muchos obstáculos tienen que resolverse aún, por ejemplo el peligro de colisionar con los cables eléctricos, otros drones o incluso pájaros.

Con Project Wing, Google se apoyaría mucho en la estrategia utilizada en sus autos que se conducen solos, teniendo a un equipo de personas realizando ajustes al sistema, controlando cierto número de drones y ayudándolos a tomar una decisión en momentos difíciles. Nicholas Roy, fundador del proyecto, dice que Project Wing se encuentra en los primeros días de desarrollar un sistema fiable de detección y evasión.

Tal vez estemos muy lejos todavía de las primeras entregas comerciales, pero Google ha dado un paso considerable con Project Wing. No estaría de más decir que la parte comercial no es el objetivo principal del proyecto ya que inicialmente fue visualizado para entregar desfibriladores a pacientes en casos de emergencia. El proyecto podría servir para llevar ayuda a lugares remotos o zonas de desastre en donde no se puede acceder por vías convencionales.