¿Cansado? Una taza de café antes de una siesta podría ayudar

 

Una taza de café antes de una siesta mejora los efectos de la cafeína.

Aquí hay un consejo que les va a durar para toda la vida, y gracias al cual he logrado pasar de energúmeno disfuncional con privación de sueño a lo más parecido que he estado (y estaré) de ser un adulto socialmente apto: una corta siesta –de esas que el internet llamó power naps y de las cuales Dalí era fanático– junto con una dosis de cafeína son suficientes para combatir el cansancio. Suena lógico, ¿no? Pero aquí está la vuelta de la historia:

Hay que tomarse el café antes de la siesta.

Aunque parezca tonto, este consejo tiene una base científica sólida. El tiempo promedio entre que la cafeína entra al cuerpo y llega al cerebro es de 20 minutos, y una vez que llega al cerebro se adapta en los receptores de una molécula muy similar llamada adenosina.

La adenosina se genera como producto secundario de la actividad cerebral y, pasado cierto umbral, se comienza a alojar en sus receptores, causando el cansancio. Pero cuando se consume cafeína, esta molécula se adhiere al receptor de adenosina, que no se puede capturar, y el cansancio desaparece. La cafeína no es más que un okupa cerebral que se adueñó de temporalmente del receptor de la “molécula del cansancio”.

Como la cafeína compite por ocupar estos receptores nunca va a lograr tomarlos todos; dormir una pequeña siesta de no más de 20 minutos ayuda a reducir los niveles de adenosina, permitiendo que haya una mayor absorción de la cafeína y, además, después de la siesta, llega el pico del efecto de la droga, haciendo los efectos aún más pronunciados.

Los beneficios se han confirmado en diferentes estudios, el primero de ellos lo llevó a cabo Loughborough Univesity en el Reino Unido, y encontraron que que después de una coffee nap, los participantes cometieron menos errores que cuando solo bebían café. En ambos escenarios estaban privados de sueño. El otro se hizo en Japón y demostró beneficios en la memoria contra aquellos que hacían alguna otra actividad para despertarse.

El truco está en no dormir más de 20 minutos para evitar entrar en sueño profundo, y por consiguiente en la inercia de sueño (esa terrible sensación de estar más cansado que cuando te acostaste). La bebida no importa, pero hay que tomarla rápido (por eso cuando yo prefiero llevar a cabo la coffee nap,tomo un espresso). Y si no logran conciliar el sueño, no importa, aún un estado cercano al sueño se obtienen beneficios.