Los nuevos Blackberry Passport y Classic ¿la última esperanza de la compañía?

Blackberry, pese a los resultados presentados ayer, pasa aún por una delicadísima situación en la que bordea el desastre definivo. Las medidas aplicadas parece que surten efecto pero necesita mirar al futuro y para eso ha echado mano de, quizás, uno de los elementos más clásicos pero que han sido si seña de identidad, el teclado QWERTY físico que recuperará en sus dos lanzamientos para 2014, los Blackberry Passport y Classic ¿será suficiente para remontar y volver al juego?

¿Cómo puede recuperar Blackberry su posición? Esta es la pregunta que seguro se han hecho John Chen, nuevo CEO de la compañía y su equipo. Y parece que la decisión ha sido volver a sus orígenes, incluso apostando por algo que parece tan “pasado de moda” en estos días de pantallas táctiles enormes, el teclado físico.

Y es que tras la presentación de resultados de ayer, Blackberry mostraba los que serían sus nuevos terminales en 2014 con los que quiere remontar y volver a ocupar el puesto que en los últimos años ocupaba junto a iOS y Android, que ahora ha sido tomado por Windows Phone. Los nombres son Blackberry Passport y Classic, que se presentan como complementarios al Blackberry Z3, este sí sólo con pantalla táctil, que también se espera que se lance a nivel mundial a lo largo del año.


“Back to classics”

Pero realmente, las ventas y las esperanzas de la compañía antaño líder en el segmento empresarial están en estos dos nuevos terminales que recuperan el teclado QWERTY físico. En primer lugar, estaría el Blackberry Classic, que como su nombre indica, y podría ser su mejor definición, es “una Blackberry como las de antes”. Conocida también como la nueva Q20, ofrece una pantalla táctil de 3,5 pulgadas, el característico trackpad y una estética rescatada de los modelos Bold.

Un híbrido, para los de antes y los de ahora

Por su parte, el Blackberry Passport se colocaría en medio de esta y el modelo Z3. Es una especie de híbrido entre un terminal con amplia pantalla táctil y los modelos con teclado físico, ofreciendo uno con sólo 3 líneas de teclas. Por otra parte contará con una pantalla de 4 pulgadas de ratio peculiar dado que es cuadrada y con una resolución de 1440 x 1440 píxeles. Bajo la carcasa lleva un procesador Snapdragon 800 apoyado por una RAM de 3GB, cámara de 13 megapíxeles y una generosa batería de 3.450 mAh.


¿Canto de cisne o vuelta de las cenizas como el fénix?

Estas son las bazas que esgrimirá Blackberry en 2014, un catálogo con tres productos para los que quieren tener un modelo clásico, aquellos que les gustaría un terminal táctil pero añoran el teclado físico y el tope de gama con amplia pantalla táctil. A priori parece una estrategia interesante. Blackberry ha decidido, sabiamente, pensar en los que han sido sus clientes de toda la vida. Pero, y esa es la gran incógnita ¿querrán volver estos al redil después de probar iOS, Android o, incluso, Windows Phone? Y todo eso con el handicap de que su plataforma, Blackberry 10, pese al acuerdo con Amazon y la excepción de BBM, no es precisamente una de las más apreciadas por los desarrolladores dado su escasa, y en franca decadencia, comunidad de usuarios.

John Chen ya lo advertía, si su faceta como fabricantes no da rendimiento en el futuro próximo, podrían abandonarla y centrarse en los servicios y los modelos Passport y Classic parecen la apuesta final, el todo o nada, la última esperanza de la compañía. ¿Qué opináis vosotros? ¿Es este el canto del cisne de la compañía o este nuevo catálogo puede hacerla resurgir de sus cenizas?

Fuente: Crackberry y movilzona