Casualidad y micropagos: las claves del éxito de Candy Crush Saga

Candy Crush Saga es sin duda el juego más importante bajo el modelo free-to-play, a un año de su versión móvil revisamos los motivos de su éxito.


No hay vuelta de hoja, resulte o no incómodo para la comunidad tradicional de videojugadores, el 2013 fue sin duda el año de los juegos free-to-play y las microtransacciones, siendo Candy Crush Saga el principal culpable de esta explosión en el mercado, donde lograron lo inconcebible consiguiendo que su juego se convirtiera no sólo en un fenómeno comercial, sino también en un suceso social del que prácticamente nadie que esté conectado a las redes sociales se escapó. A un año de la salida de este extraordinario juego (a su manera), son muchos los factores e impresionantes los números conseguidos por el título de los estudios King. Hoy aquí nos planteamos analizar las claves del éxito de Candy Crush Saga, abordando sus resultados y los motivos que detonaron este fenómeno.

Logros desbloqueados



Candy Crush Saga salió al mercado apenas en abril de 2012 a través de Facebook, teniendo su mayor impulso al llegar a dispositivos móviles en noviembre de ese mismo año, lo que terminó de reventar al "juego de moda" en redes sociales para establecerse como un perfecto medio de entretenimiento casual, que podíamos llevar a cualquier lado gracias a nuestro smartphone o tablet. El mes pasado, con motivo del aniversario móvil del juego, los chicos de King revelaron una extensa infografía con todos los logros conseguidos por su juego desde su lanzamiento, los datos a grandes rasgos son verdaderamente impresionantes:

  • 500 millones de descargas móviles.
  • Aproximadamente 7% de la población mundial habría instalado el juego.
  • 61% de los jugadores británicos de Candy Crush Saga lo usan a diario en el transporte público.
  • 78% de los seguidores en Estados Unidos acostumbran jugarlo mientras ven la TV.
  • 14.5 millones de comentarios en Twitter.
  • Uno de cada 23 usuarios de Facebook es seguidor de la página del título
  • Van 150 mil millones de partidas jugadas, y contando.
En el peor de los escenarios generaría 365 millones de dólares al añoDe acuerdo con el último reporte de AppData, se estima que con sus millones de usuarios activos, el juego de Candy Crush Saga es capaz de recolectar cerca de un millón de dólares al día, lo que significa que en el más reservado de los escenarios, este título es capaz de generar 365 millones de dólares al año. Una auténtica bestialidad, que reafirma y valida la existencia de este modelo de negocios, donde los juegos de video dejan de tener un costo por su adquisición, pero representan un gasto mucho más significativo entre la cifra acumulada por las diversas microtransacciones a las que obliga indirectamente para disfrutar plenamente de la experiencia de juego.

King es el rey


Tommy Palm, gurú de los estudios King y uno de los precursores principales del éxito de este título, atribuye el éxito del juego al factor de viralidad, donde el boca a boca y su presencia en redes sociales cimentaron las bases de los logros obtenidos por su producción. En entrevista exclusiva con los chicos devg247, Palm señala que el objetivo de Candy Crush Saga desde el principio fue el de poder monetizar la plataforma que habían creado, y que su sistema de difusión a través de Facebook fue el gancho determinante, para que los amigos de los jugadores se unieran y también probaran el título, convirtiéndose eventualmente en consumidores:

No creo que nadie pudiera predecir que esto sería un éxito tan grande. Tenemos una receta especial para desarrollar juego en King, donde siempre se mantuvo el núcleo de las mecánicas de juego en el catálogo de juegos disponibles en nuestro sitio web. Antes ya habíamos hecho muchos títulos del mismo estilo, pero cuando ahí hicimos la primera versión de Candy Crush Saga, esa que sólo tenía un solo nivel, vimos que era bastante popular entre nuestros fans.

Según relata Palm, en razón de ese feedback tan positivo fue que decidieron dar el salto a Facebook con una versión más completa y elaborada, basada en su ya distintivo sistema de microtransacciones. Ahora la perspectiva para el portavoz de la compañía es que la dinámica ha cambiado en parte y ahora los dispositivos móviles se han convertido en un elemento central para el consumo de juegos casuales, de manera que King enfocará parte de sus futuros proyectos pensando exclusivamente en dicha plataforma.

El futuro, el placer por ganar y la ética


El asunto de la ética y el abuso en este modelo de negocios es algo que ya anteriormente hemos abordado, señalando al Candy Crush Saga como un ejemplo canónico de cómo la experiencia de juego se puede ver condicionada al pago forzoso de micropagos que orillan a un gasto mayor que el realizado con un título normal. Lo cierto es que esto no ha mermado la popularidad del juego y hace unas semanas ha lanzado su primera expansión Dreamworld, con 65 nuevos niveles, logrando ahora un gran total de 515. De todos ellos el más odiado es el 65, de acuerdo a la infografía que referimos. Llegar al final de Candy Crush Saga parece casi una misión imposible, más aún sin desembolsar un sólo quinto, pero existen diversos factores que nos mantienen echando partidas en este juego:
  • Es perfecto para distraerte por un par de minutos.
  • Te da esa sensación de aprovechar nuestros tiempos muertos.
  • Nos mantiene en vilo, con sus periodos de espera para retomar el juego.
  • La satisfacción de lograr resolver un nivel es algo incomparable.
  • A todo mundo le encantan los dulces y caramelos.
  • El nivel de dificultad es tan preciso que siempre luce complicado pero no imposible.
Este último punto tal vez sea el más determinante para mantenernos cautivos, y es un elemento que pocos juegos bajo el esquema free-to-play han podido emular de manera convincente. El futuro del juego parece centrarse en más expansiones y mejoras al sistema de juego. Después de todo si no está roto no habría por qué alterarlo.