BlackBerry intentará sobrevivir sin ser vendida, y despide a su CEO Thorsten Heins

Lo que parecía un hecho, la venta de BlackBerry a Fairfax, ha fracasado. Finalmente, la compañía intentará sobrevivir por sí sola despidiendo a su CEO Thorsten Heins. Lo hará con la ayuda de 1.000 millones de dólares de financiación.

La venta de BlackBerry a Fairfax parecía algo casi hecho, pero hoy se ha truncado la operación. Y no sólo por Fairfax, sino porque en un giro de los acontecimientos de última hora (hoy era la fecha clave para la compra) BlackBerry ha decidido buscar financiación y seguir adelante, como ha informadoTechCrunch. Concretamente, ha recibido una inyección de 1.000 millones de dólares. Asimismo, se ha tomado una decisión drástica: despedir a Thorsten Heins, CEO de la compañía desde enero de 2012, cuando sustituyó a Lazaridis, así como a otros directivos de BlackBerry. BlackBerry busca vientos de renovación.

La delicada situación de BlackBerry viene siendo arrastrada desde hace demasiado tiempo, y este modo de actuar es el "más difícil todavía" para la compañía: sobrevivir por sí misma, el camino que también quería emprender Nokia pero que finalmente Microsoft ha impedido, y que sinceramente: tiene muy mal aspecto para BlackBerry, que ya parecía destinada a seguir los pasos de IBM y quedarse únicamente como una compañía de servicios de software. No será así, al menos de momento: los 1.000 millones de dólares recibidos como inyección de capital son el último clavo ardiendo al que se agarran los canadienses.

Se habían desvelado rumores de compra más allá de Fairfax, por parte de tecnológicas como Facebook, Lenovo o incluso Samsung. Si hasta ahora BlackBerry estaba necesitando muchísimo trabajo para poder salir adelante, ahora se multiplican los esfuerzos necesarios: BlackBerry 10 no ha sido suficiente en todos estos meses para poder ser mínimamente optimista de cara al mercado. Australia es la única región del mundo en la que BlackBerry ha crecido en los últimos doce meses.