Ford cambia a Microsoft por BlackBerry


Una de las industrias que se encuentra en pleno auge de desarrollo es justamente la automotriz, ya que gracias a la creciente popularidad de los coches eléctricos y tecnologías de conducción autónoma, los fabricantes de coches han comenzado a aliarse con empresas tecnológicas para crear soluciones que veremos en las calles en pocos años. En este caso, el gigante del óvalo azul ha decidido hacer un cambio de socio al dejar a un lado a Microsoft por BlackBerry.

Una de las primeras sociedades importantes entre una automotriz y una compañía tecnológica fue la que se dio con Ford y Microsoft, dos gigantes norteamericanos, cada uno especialista en su ramo, que decidieron juntarse en 2007 para desarrollar autos más inteligentes, presentando uno de los primeros sistemas de infotenimiento llamado Ford Sync, el cual estaba basado en la plataforma Windows Embedded Automotive.

En su momento, este sistema era uno de los más completos ya que además de permitir la conexión con smartphones, ofrecía información en tiempo real de puntos de interés, navegación GPS, radio satelital entre otras opciones. Pero esto empezó a cambiar con la llegada de otros competidores que presentaban soluciones similares y en algunos casos más sencillas y amigables que la propuesta por Ford.

Esto llevó al gigante del óvalo azul a buscar una opción diferente, donde a finales del 2014 anunció la llegada de su tercera version de Sync, la cual llegaría basada en el sistema operativo QNX, sistema que ya estaba siendo empleado por sus competidores como BMW, Mercedes-Benz y Audi, comenzando a dejar a un lado el viejo sistema de Windows.


Ahora, BlackBerry anuncia que no solo proveerá el sistema Sync, sino que se incorporaran ya como socios en el desarrollo del sistema para los automóviles, formando un equipo que trabajaran de manera directa con la gente de Ford.

Esto significa que en los siguientes modelos de la marca norteamericana, desde los más básicos pasando por los camiones y camionetas hasta los modelos deportivos y tope de gama, contarán con el nuevo sistema basado en QNX.

En cuanto a la plataforma, el nuevo Sync 3 de Ford, da un salto importante al obtener un gran rediseño en su interfaz, así como contar con nuevas funciones y aplicaciones como la posibilidad de actualizar su software vía WiFi, así como compatibilidad con Android Auto y Apple Carplay.

Referencia: Ford