Cuatro de cada diez dueños de un Samsung planean abandonar la marca



Encuesta revela que la comunidad Samsung no está conforme, y su próximo smartphone sería con otro fabricante.

Samsung sigue en caída libre, y parece que no hay nada que vaya a detener más secuelas en esta catástrofe. El incidente del Galaxy Note 7 podría ser el fracaso más grande en la trayectoria de la compañía, y la consecuencias de este terminal defectuoso podrían apenas ir iniciando.


Una reciente encuesta, desarrollada por la firma de marketing Branding Brand, ha revelado que cerca del 40% de los actuales dueños de un dispositivo Samsung están ya decididos a cambiar de marca para su siguiente teléfono inteligente, reafirmando con ello la tendencia que se reportaba anteriormente en otras áreas.

El estudio, dirigido a más de mil dueños actuales de un Samsung en Estados Unidos, acaba de ser levantado entre el 11 y 12 de octubre, justo después del anuncio de que la compañía parase por completo la producción del Galaxy Note 7, generándole pérdidas proyectadas hasta por USD $17 mil millones.

La encuesta reveló que el 56% de los sujetos venía usando algún modelo de Samsung desde hace más de dos años, teniendo el factor de la larga vida de la batería como el mayor determinante para seguir con ellos, pero ahora, tras el problema con el Galaxy Note 7, cuatro de cada diez piensa experimentar con otra marca.

Parece que la ola de daños se extenderá hasta el Galaxy S8.