Blackberry prepara dos teléfonos Android de alta gama


La empresa se aleja todavía más de su propio sistema operativo

Alcatel es el responsable de la fabricación del hardware

BlackBerry no ha sabido imponerse en el terreno de los smartphones, a pesar de ser la primera en acuñar esa misma idea. Aún así, no parece dispuesta a ceder y van a lanzar dos nuevos teléfonos, aunque no llevarán su sistema operativo, pues funcionarán con Android; y no lo fabricarán ellos mismos, pues contarán con TCL-Alcatel, quienes fabricaron su anterior terminal con Android.

No serán sus primeros teléfonos con el sistema operativo de Google, pues ese honor se lo lleva el BlackBerry Priv; pero sus nuevos dispositivo, con nombres en clave DTEK50 y DTEK60, están enfocado a la más alta gama dentro de los teléfonos Android.

La información que se ha filtrado y que recoge CrackBerry apunta a un teléfono con Android 6.0, una pantalla de 5,5 pulgadas a una resolución de 2560x1440, 4GB de RAM, 32GB de memoria flash integrada, un procesador de cuatro núcleos y una GPU Adreno 530, una batería de 3000mAh, lector de huellas dactilares y un puerto USB-C. Y no tendría teclado físico, algo que ha caracterizado a BlackBerry siempre.

Alta gama Android hecha por BlackBerry

De momento, no hay imágenes relacionadas con el DKTE60, pero parece una versión más potente y grande de otro dispositivo, el filtrado, el DTKE50. Este teléfono llevaría una pantalla de 5,2 pulgadas a 1080p, 3GB de RA, 16GB de memoria integrada, un procesador Snapdragon 617, una GPU Adreno 405, una batería de 2610mAh, lector de huellas dactilares y un puerto microUSB.

La fabricación del hardware recaería en TCL-Alcatel, como ya ocurrió con el Priv. De esta manera, la única intervención de BlackBerry en estos teléfonos es la cesión de la marca y la personalización del software sobre la base de Android.

El estado de BlackBerry como compañía de teléfonos es bastante delicado. Durante 2016, Blackberry registró pérdidas por más de 670 millones de dólares (aproximadamente, 471 millones de euros) debido a la ausencia de nuevos terminales, las pocas ventas de los que han lanzado y el bipolio Android/iOS que tiene tomado el mercado de los fabricantes de teléfonos.