Los cargadores externos de baterías han duplicado sus ventas desde que salió Pokémon Go


Para seguir jugando, la gente hace hasta lo imposible.

Ahora que Pokémon Go está disponible para países como México y Chile, habrán podido corroborar que este popular juego es un devorador de baterías, una razón de peso que, según NPD Group, ha obligado a la gente a comprar baterías externas para incrementar la vida del dispositivo mientras se camina por las calle buscando un Pokémon.

Los números no mienten, y en las últimas dos semanas se vendieron 1.2 millones de baterías externas, que es el doble que las del año pasado, como apuntan en Recode. El reporte de NPD dice:

Como una manera para compensar por el uso excesivo de batería, los consumidores están comprando baterías externas portátiles, para seguir jugando ininterrumpidamente.

Pokémon Go utiliza el GPS y los sensores de movimiento para funcionar que, sumados a la cámara para las capturas en realidad aumentada, han hecho que este juego sea una de las aplicaciones que más consumen energía en un smartphone.