Estudio manifiesta que la flojera es un signo de las personas inteligentes


Quienes pasan más enfocados en sus pensamientos tienen un mayor coeficiente intelectual, de acuerdo a una investigación.

Malas noticias para quienes criticamos a los flojos, ya que un nuevo estudio ha sugerido algo bastante particular, pero que tiene cierta lógica. De acuerdo a investigadores de la Florida Gulf Coast University en los Estados Unidos, las personas que son perezosas pasan más tiempo concentradas en sus pensamientos, por lo tanto son más inteligentes que el resto.

El reporte (vía Independent) manifiesta que quienes son más activos, están más enfocados en actividades físicas, pues necesitan motivar sus mentes con elementos externos, para así escapar de sus propias reflexiones o porque se aburren con facilidad. Por el contrario, quienes tienen un alto coeficiente intelectual, se agobian menos, por lo que pueden pasar más momentos estando concentrados en sus ideas.

Para poder hallar con estos resultados (que parecen obvios), los investigadores realizaron un cuestionaron a un grupo de estudiantes, en el que mostraban qué tan de acuerdo estaban con frases del tipo“me gusta mucho una tarea que implica dar con nuevas soluciones a los problemas” o “pienso lo más duro que puedo".

Con el fin de saber su “actividad”, seleccionaron un lote de personas “pensadoras” y otras no tanto, quienes llevarían un dispositivo por una semana que registraría sus movimientos y niveles de ejercicio. Como resultado, se logró consignar tras los días posteriores que los primeros eran mucho menos activos que los segundos.

Los reportes, publicados en la Revista de Psicología de la Salud, señalaron como conclusión que quienes son más reflexivos no necesitan de actividades físicas, pues no se aburren. Sin embargo, sí se recomienda que hay que lograr una vida equilibrada en ese sentido, para no tener problemas al organismo, además de que la muestra fue bastante pequeña como para ser más representativa.

Así que bien por los flojos, pero el exceso nunca es bueno. Eso sí, habrá que pensar un poco más antes de llamar a un perezoso como alguien inútil, pues no sabemos contra qué mente brillante estamos relacionándonos.