BlackBerry empieza el mes con una ronda de despidos


La que es una de las compañías con más recorrido en la telefonía móvil no está pasando desde hace un tiempo por su mejor momento, sino todo lo contrario. De hecho hoy sabemos que BlackBerry ha realizado una nueva ronda de despidos, la que sería la última de una racha que viene ya desde hace años.

Según nos trasladan en MobileSyrup, la empresa confirma que ha llevado a cabo una serie de despidos tanto en las oficinas de Waterloo (Ontario, Canadá) como en Sunrise (Florida, Estados Unidos), aunque lo que sigue en duda es el número de empleados.

El medio explica que lleva recibiendo informaciones relativas a una tanda de despidos desde hace un par de días, y desde muchas fuentes. Las presuntas filtraciones no hablan de una cifra concreta, pero parece que se trate de una cantidad considerable de empleados, aproximadamente un 35% de la plantilla. Una cantidad que no resulta ser de "unos pocos empleados" como comunica BlackBerry.

La cara B de la transición

Lo que sabemos es que BlackBerry se haya en plena transición, y que tanto los despidos como las contrataciones son una consecuencia natural cuando el software de sus terminales se haya también en plena transición. De hecho, ése es el pretexto con el que desde la compañía explican esta nueva tanda de despidos.

A medida que BlackBerry lleva a cabo su plan de transición, seguimos centrados en llevar la eficiencia a todo el mundo. Esto significa que hemos de encontrar nuevas vías que nos permitan capitalizar en las comunidades en crecimiento, mientras intentamos lograr una rentabilidad sostenible en todas las partes de nuestra empresa. Como resultado, un pequeño número de empleados se han visto afectados en Waterloo y en Sunrise. Lo cual también significa que BlackBerry sigue contratando personal en algunas áreas. Somos conscientes de que los empleados que han tenido que abandonar la empresa han trabajado duro y estamos agradecidos por su compromiso y contribución.

Algo que la compañía confirmaba hace poco, tras algunas pistas de que iba a seguir lanzando teléfonos con Android tras su primer híbrido, la BlackBerry Priv. Además, otro signo de que el ocaso de BB10 y su ecosistema se acerca es el hecho de que la compañía cerrase el programa de certificación Built for BlackBerry, la última iniciativa que la compañía lanzó con el fin de incentivar el desarrollo de apps para su plataforma. Algo que ocurría de manera sigilosa durante el mes de enero.


Muchos o pocos, despidos son

Así, si atendemos a las fuentes de MobileSyrup, la empresa canadiense dispone de unos 2.700 empleados en las oficinas de Waterloo. Si efectivamente hablamos de un 35%, el total de despidos ascendería a unos 950 empleados. Alude también a la ciudad de Florida, aunque apunta directamente al número de despidos ya realizados, hablando de 75 empleados durante el pasado mes.

De momento esto no son más que especulaciones y lo que sabemos seguro es que el procedimiento se ha realizado en mayor o menor medida. En 2015 hubieron al menos dos tandas de despidos en mayo y en julio, veremos cómo de cara a nivel de plantilla le sale la transición a BlackBerry y si logra mejorar en el siguiente balance trimestral.

Vía | MobileSyrup