La Casa Blanca añade Snapchat al abanico de redes sociales de Obama


La Casa Blanca se unió hoy a Snapchat, una red social de vídeos y mensajes instantáneos que desaparecen segundos después de ser vistos, dentro de una estrategia digital con la que trata de acercar las políticas del presidente estadounidense, Barack Obama, a la generación más joven.

Una foto del Despacho Oval, con un cuenco lleno de manzanas sobre una mesa en primer plano, fue la carta de presentación de la Casa Blanca en Snapchat, junto a un icono de una mano saludando.

“Esperamos que la gente eche un vistazo (a Snapchat) y siga a la Casa Blanca. Es otra herramienta para comunicarnos con el pueblo estadounidense sobre lo que está ocurriendo aquí en la Casa Blanca”, dijo hoy el portavoz de Obama, Josh Earnest, en su conferencia de prensa diaria.

Snapchat tiene más de 100 millones de usuarios diarios, en su mayoría jóvenes, un sector con el que la Casa Blanca ha conectado en estos últimos años a través de otras redes sociales como Facebook o Twitter.

“Nuestra estrategia digital se centra en encontrarnos con la gente allá donde estén”, afirmó Joshua Miller, director de gestión de productos en la Casa Blanca, en el blog oficial de la Presidencia de EE.UU.

Una veintena de funcionarios trabajan en la estrategia digital de la Casa Blanca, que en noviembre pasado abrió una página personal para Obama en la red social Facebook y en mayo inauguró una cuenta para el mandatario con el nombre de @POTUS (siglas de Presidente de los Estados Unidos, en inglés).

La llegada a Snapchat se produce un día antes de que Obama pronuncie su último discurso anual sobre el Estado de la Unión ante el Congreso, y la Casa Blanca prometió que quienes usen la red social este martes podrán acceder a “imágenes y ángulos” exclusivos de los preparativos para la ocasión.

El discurso de este año será transmitido en la plataforma de vídeo de Amazon y en vivo en YouTube y el mandatario será entrevistado el viernes por tres celebridades de esa última red social, en otro esfuerzo por acercarse a los más jóvenes.

EFE