Científicos descubren cómo el cáncer escapa de los vasos sanguíneos


Las células malignas crean nanopuentes para trasladarse a otros tejidos.

Investigadores lograron encontrar un proceso en células cancerígenas que podría ser clave para el tratamiento y prevención enfocadas en la metástasis de estas microestructuras alteradas.

La metástasis es un proceso en el cual células cancerígenas se desplazan desde una porción de tejido inicial para después tener la capacidad de viajar en el torrente sanguíneo y llegar a otros órganos.

Lo que los científicos del MIT y del Hospital General de Massachusetts descubrieron fue que las células cancerígenas circulantes en los vasos sanguíneos tienen la capacidad de formarpuentes nanométricos en las células endoteliales que los revisten, un comportamiento que ayuda a entender de manera más acertada la facilidad con la que se pueden desplazar a tejidos adyacentes.

En situaciones normales el endotelio que recubre los vasos sanguíneos es 'más selectivo' en materia de intercambio de nutrientes entre tejidos.

Lo que hacen las células cancerígenas es crear nanopuentes de actina y tubulina. Con estos puentes —que se pueden observar en la imagen del encabezado de esta nota— inyectan diversas sustancias en el endotelio de los vasos. La que juega el papel más importante según los científicos son pequeñas ramas de RNA mensajero el cual actúa como 'bengala' para atraer más células cancerígenas y penetrar los vasos sanguíneos para después llegar a algún tejido sano.

"Es casi como si las células cancerígenas cooperaran entre ellas para facilitar su migración", declaró Shiladitya Sengupta, científico que participó en este estudio.

Ahora el trabajo de los científicos se enfocará en conocer los mecanismos específicos de formación de estos nanopuentes para crear medicamentos que inhiban el proceso.

Los resultados de la investigación están concentrados en un documento publicado en la revista Nature Communications.