BlackBerry logra estabilizarse revendiendo su tecnología


BlackBerry empieza a mostrar las primeras evidencias de que está logrando estabilizar su negocio, pese a cerrar el trimestre con unas pérdidas mayores de las esperadas. La caída en los ingresos, sin embargo, se modera. Se debe en buena medida a que la firma pionera en el negocio de los teléfonos interactivos elevó en un 150% los ingresos con la venta de las licencias de su tecnología.

Los títulos de la corporación canadiense llegaron a subir un 10% antes de la apertura de Wall Street, porque los inversores entienden que el plan de reorganización de su negocio empieza a ganar tracción. Pero luego se desinfló y arrastraba un 3% a media sesión. Las cuentas muestran unas pérdidas de 28 millones de dólares tras registrar 658 millones en ingresos. En ese periodo vendió 1,1 millones de sus teléfonos con teclado, que representan el 40% del total.

La cantidad es casi ridícula cuando se compara con las 61,2 millones de unidades que vendió Apple del iPhone en los primeros tres meses de 2015. El detalle que más gustó inicialmente entre los analistas fue ver que la atención de la compañía está rotando hacia el negocio que le generan las licencias asociadas a sus programas de seguridad. Ahí los ingresos subieron a 137 millones, más del doble que en el mismo periodo de 2014.

La transformación de BlackBerry, en todo caso, está siendo muy lenta y costosa. John Chen, su consejero delegado, insiste en que la compañía no va a abandonar la fabricación de dispositivos móviles aunque el ritmo con el que está presentando nuevos productos es muy lento. Pero desde el primer momento tuvo claro que le es más rentable sacar tajada revendiendo la tecnología que fue desarrollando y patentando.

Es lo que acaba de hacer, por ejemplo, con Cisco Systems. La compañía que desarrolla sistemas para redes le pagará para poder utilizar sus programas de seguridad. “Esta es la llave para el crecimiento futuro de BlackBerry”, indicaba Chen. Su objetivo es que la compañía logre la rentabilidad "en algún momento" a lo largo del ejercicio 2016, que en su caso acaba de comenzar.

Los ingresos por licencias de tecnología y programas representa ya el 21% de la cifra de negocio mientras que el 38% restante es por los servicios que ofrece a empresas y organismos. BlackBerry firmó contratos en el trimestre con 2.600 clientes. Conforme se estabiliza sus ingresos, también lo hace el efectivo que tiene a mano para mantener el negocio, que asciende a 3.320 millones.