¿Cómo un tuit le costó US$8.000 millones a Twitter?


Se mire como se mire, Twitter pasó por un momento tan duro el martes por la noche, que sus acciones sufrieron una caída en picada.En un momento dado, cerca del final de la jornada bursátil, su valor de mercado había perdido más de US$8.000 millones, un 25%.

Al parecer, el ánimo de los inversores se vio torpedeado por la accidental publicación de un balance de resultados que debió haberse presentado después de que los mercados cerraran.

¿Cómo pudo pasar esto?¿Por qué terminó con el peor día de Twitter desde que salió a bolsa?

¿Qué pasó?

Twitter iba a anunciar sus ingresos durante el primer trimestre del año después del fin de la jornada en la bolsa de Nueva York.

Esa práctica da a los inversores tiempo para digerir la información, dormir y después volver a negociar al día siguiente.

Pero alguien debió pensar que era una buena idea hacer pública la información antes, en la página de las relaciones con los inversores de Nasdaq, la bolsa de valores especializada en empresas de tecnología.

El robot de Selerity detectó la información aunque sólo estuvo 40 segundos en el aire.

Inicialmente, parecía que nadie se había dado cuenta del error hasta que un trino lo sacó a relucir y enfatizó los decepcionantes resultados.

Los mercados todavía estaban abiertos y Twitter no había tenido la oportunidad de presentar formalmente sus resultados con un comunicado para justificarlos y, de alguna manera, endulzarlos.
¿Cómo Selerity se enteró antes? ¿Y quiénes son?

Esto es interesante. Selerity es una empresa que presta un servicio muy específico para inversores.

Escanea automáticamente todo tipo de documentos, comunicados de prensa y redes sociales, y busca cualquier cosa que se pueda demostrar útil para los inversores.

Luego reporta a los suscriptores con lo que describe como inteligencia procesable en tiempo real.


Twitter apunta a Nasdaq como la fuente del desliz.

En este caso tomó este tuit de Nasdaq.

La empresa luego retuiteó las cifras con la etiqueta #breakingnews (noticia de último momento), asegurándose que el mundo se enterara de los problemas de Twitterprecisamente a través de la red social.

Selerity luego publicó su fuente, añadiendo, para vergüenza de Twitter, que no había sido ni una filtración ni un pirateo.

Las acciones de Twitter perdieron un 6% antes de que la negociación de sus acciones fuera suspendida momentáneamente.

Cuando volvieron a ser activadas, su valor se hundió otro 19% antes de que terminara el día con un 18%.

Quién tiene la culpa

Parece que fue un desliz de Nasdaq después de que Twitter le entregara a la bolsa detalles de sus ingresos antes de que estuviera listo para su publicación oficial.

Es como cuando alguien rompe un embargo temporal que pesa sobre una noticia.

El factor clave en lo que pasó el martes fue que el robot de Selerity que escanea la red en búsqueda de información financiera jugosa pudo encontrar el error tan pronto.


La costumbre es publicar los balances de resultados al finalizar la jornada en la bolsa.

Selerity entonces se aseguró de que todo el mundo se enterara a través de la propia red de Twitter.

Pero no rompió ninguna regla pues los resultados ya habían sido publicados y eran de hecho de dominio público.

Nasdaq culpó del error a una división llamada Shareholder.com, que provee servicios de relaciones con los inversores.

“La publicación fue ocasionada por un problema operativo que expuso el comunicado en la página de relaciones con los inversores de Twitter durante unos 45 segundos”, dijo Nasdaq.

“Durante esos segundos, el sitio fue captado por un tercero que difundió públicamente la información“, agregó.

No se trata sin embargo de la primera vez que algo así pasa. Hace seis meses, Nasdaq accidentalmente publicó los resultados de JPMorgan horas antes del cierre de la jornada.

Selerity tiene su parte también. En 2011, provocó que Microsoft tuviera que publicar un comunicado con sus resultados de ingresos después de descubrir que ya estaban disponibles en una parte de su sitio web poco prominente.


En cualquier caso, los resultados fueron decepcionantes.

Y claro, lo que le toca a Twitter, que no tenía buenas noticias para compartir con sus inversores.

“Le pedimos a la bolsa de Nueva York que suspendiera nuestra cotización una vez descubrimos que nuestros números del primer trimestre eran de conocimiento público”, dijo Krista Bessinger, directora de relaciones con los inversores de Twitter.

“Selerity, que publicó los tuits iniciales con nuestros resultados, nos informó que los datos estaban disponibles en nuestra página antes del cierre de los mercados”, agregó.

“Nasdaq gestiona nuestro sitio de relaciones con los inversores y les instruimos explícitamente que no los publicaran hasta el fin de la jornada y sólo con nuestras instrucciones específicas, como en trimestres anteriores”, aseguró Bessinger, quien comentó que seguirán investigando qué pasó exactamente.

¿Fue todo por el tuit?

No. Los resultados fueron claramente decepcionantes. Twitter no alcanzó los ingresos que esperaban los analistas del mercado por US$20 millones.

Las previsiones de ingresos futuros fueron además reducidas.

El presidente ejecutivo de Twitter, Dick Costolo, dijo que estaba “decepcionado” por las cifras.
¿Alguna buena noticia?

Bueno, la red social también anunció un par de novedades que los podrían ayudar.

Su contenido estará más integrado con las búsquedas de Google y está trabajando con Apple para que lo tuiteado aparezca de forma prominente en las búsquedas de Spotlight en los dispositivos de la marca de la manzana.

Además, planea gestionar las líneas de tiempo de sus usuarios de forma que los tuits más importantes para sus seguidores aparezcan arriba.

Claro que en la cuenta @twitter, eso deberá incluir sin duda lo que salga por @selerity.