WhatsApp es ‘prueba de adulterio’ en el 40% de los divorcios italianos

En general, hay que tener cuidado con lo que escribimos y lo que mandamos o recibimos por que, aunque muchos no lo piensen así, las mismas precauciones que se tienen en el mundo real hay que mantenerlas en el digital. Y WhatsApp podría convertirse en una buena fuente de líos si decidimos enviar o recibir mensajes de amor a otro hombre o mujer… cuando estamos emparejados.

Así lo ha declarado una asociación de abogados italianos que han venido a contar que, en un 40% de los casos de divorcios que llevan, los cónyuges que interponen demandas de divorcio recurren al WhatsApp como prueba irrebatible de adulterio. Por lo que son utilizados por quienes les defienden ante los tribunales usándolos de pruebas acusatorias.

Y no crean que son solo mensajes de texto lo que se lleva ante los abogados para organizar su defensa de cara a un futuro juicio, para nada. Hay quien guarda fotos y vídeos de sus amantes en el móvil que luego terminan comvirtiéndose en pruebas ineludibles del adulterio.


Pensaréis que qué hace una mujer (o un hombre) mirando en el dispositivo de su cónyuge cuando no debe, pero está más que demostrado, como publicó The Independent en 2013, que las personas que usan las redes sociales en exceso son más propensas a padecer celos o engañar a sus parejas. Estas son las conclusiones a las que llegó un estudio publicado por la revista ‘Journal of Cyberpsychology Behavior and Social Networking’.

Esto de usar los móviles o las redes sociales como pruebas de adulterio no es nuevo y ya en el pasado conocimos, en una encuesta realizada a abogados de Reino Unido, cómo se utilizaban las publicaciones en Facebook para acusar de posibles relaciones extramatrimoniales al otro cónyuge en un tercio de los casos de divorcio que llevaban.

¿Qué les parece?

Fuente: Europa Press