Reseña: 15 días con el Blackberry cuadrado


Aceptémoslo. No es en absoluto la forma que usted imagina cuando piensa en su próximo smartphone. Pero tras la silueta del Passport, que no es cuadrado, sino rectangular (de hecho, tiene el tamaño exacto de un pasaporte, de ahí su nombre), hay una interesante propuesta de Blackberry que, sin embargo, no es para todos los gustos.



El teléfono no es cuadrado, decíamos, pero su pantalla sí. Con 4,5 pulgadas de lado y una resolución de 1.440 por 1.440, nunca antes un Blackberry tuvo una pantalla tan brillante, con tal grado de detalle y nitidez.

La forma de la pantalla se siente extraña cuando se usan aplicaciones que claramente han sido diseñadas para las formas rectangulares de todos los otros teléfonos, pero el Passport lo compensa a la hora de abrir e-readers o de usar programas como los del paquete de Office. Leer un documento de Word o ver una tabla de Excel en este aparato es una experiencia muy, muy distinta.

El otro aspecto notable del Passport es su teclado, que es físico, no virtual, y que propone una escritura más rápida y, eventualmente, con menos errores. Toma tiempo dominarlo, es duro, y no está pensado para escribir con una mano. Pero, por otro lado, la idea de escribir una página completa en este teléfono no es la pesadilla que sería en uno de sus rivales más delgados.

Como tiene más espacio, Blackberry lo usó para poner una batería más grande. La probamos y vimos que alcanza para que el teléfono funcione dos días sin problemas, aunque se extraña la posibilidad de extraerla y cambiarla cuando sea necesario.

Es, sin embargo, un teléfono pesado, que claramente no está pensado para el bolsillo de una camisa. Su parlante es descomunal, con más de tres veces la potencia de un smartphone de otra marca. Y en modo auricular ese poder se usa para ajustar el audio a ambientes ruidosos.

Blackberry comprendió que gran parte de la experiencia del usuario no depende del teléfono, sino del ecosistema, por lo que le dio al Passport acceso a la tienda de aplicaciones de Amazon. En cuanto a la navegación por Internet, este debe ser el primer Smartphone en el que el modo desktop de una página de hecho funciona mejor que la versión móvil.

Probablemente no agrade a quienes usan un iPhone cada vez más delgado, pero puede que el Passport halle un público en los entornos corporativos para los que fue diseñado.

Fuente:eltiempo.com