¿Puede tu teléfono móvil provocarte hambre?


El manejo de la luz y el uso de los filtros es común en las fotografías y las películas; sin embargo, se ha encontrado que la exposición a la luz azul (como la que generan los monitores de las computadoras, los teléfonos celulares, o las televisiones) puede alterar la ingesta de alimento y el metabolismo.

Un nuevo estudio asegura que la exposición a la luz azul por la noche puede aumentar el apetito. Los resultados muestran una asociación en el aumento del hambre, el cual comenzó 15 minutos después de iniciada la exposición a la luz, e incluso continuó casi dos horas después de la comida. La exposición a la luz azul también redujo la somnolencia y una mayor resistencia a la insulina, publicó en un comunicado Eurekalert.org.

"Fue muy interesante observar que una sola exposición de tres horas a la luz azul por la noche impactó el hambre y el metabolismo de la glucosa. Estos resultados son importantes porque sugieren que la manipulación de la exposición de luz ambiental para los humanos puede representar un nuevo enfoque de influir en los patrones de consumo de alimentos y el metabolismo", señaló la coautora del estudio, Ivy Cheung, estudiante de doctorado en el programa Interdepartamental de Neurociencia de la Universidad Northwestern en Chicago, Illinois.

¨El grupo de estudio incluyó 10 adultos sanos con los horarios de sueño y alimenticios regulares. Los voluntarios recibieron comidas hipocalóricas idénticas ricas en carbohidratos y completaron un protocolo de cuatro días en condiciones de luz tenue, que implicaban la exposición a menos de 20 lux (la unidad de nivel de iluminación) durante 16 horas en vigilia y menos de 3 lux durante las ocho horas de sueño. En el tercer día fueron expuestos a tres horas de 260 lux (luz azul) después de permanecer 10.5 horas despiertos. Los efectos del tercer día fueron comparados con los del segundo día.

Cheung señaló que se necesita más investigación para determinar los mecanismos implicados en la relación entre la exposición a la luz, el hambre y el metabolismo.

Una parte de la investigación fue publicada recientemente en el sitio web de la revista científica Sleep, mientras que la información se presentará en la reunión anual de la Asociación de las Sociedades Profesionales del Sueño.

Fuente: QUO