Bill Gates quiere un anticonceptivo a control remoto que dure 16 años


La idea es solucionar las políticas de planificación familiar deficientes de los países más pobres.

Si bien los implantes anticoncepctivos no son algo nuevo, la Fundación Bill & Melinda Gates quiere mejorarlos significativamente respaldando en términos financieros a una empresa de biotecnología de Massachusetts que busca desarrollar la próxima generación de dispositivos implantables.

La empresa de biotecnología MicroCHIPS Inc. está desarrollando un "sistema inteligente de entrega de medicamentos" que está probando en pacientes con osteoporosis que requieren como parte de su tratamiento una gran cantidad de inyecciones diarias, las que estarían siendo reemplazadas por un implante que puede ser administrado mediante un control remoto para entregar lentamente las dosis correspondientes de medicamentos y que —en teoría— solo requeriría ser cambiado cada 16 años.

Sin embargo, la fundación de Bill Gates junto al profesor Robert Langer del MIT creen que esta tecnología podría ser utilizada para solucionar la crisis de las políticas de planificación familiar que existen en los países más pobres del mundo, pues el dispositivo de un centímetro y medio podría contener hormonas anticonceptivas como Levonorgestrel, la que podría ser activada o desactivada a través de un dispositivo de control remoto.

En estos momentos el equipo que desarrolla el dispositivo está trabajando en solucionar los problemas de seguridad —prevenir que nadie más que el usuario pueda controlar el sistema— antes de solicitar la aprobación de la FDA en un futuro cercano.