¿Sabías que Google te revisa los mails que envías y recibes en Gmail?

Era un secreto a voces que ahora queda confirmado. Google ha actualizado los términos de uso de su gestor de correo electrónico para informar a sus usuarios de que todos sus mensajes son escaneados automáticamente para poder ofrecer anuncios y resultados de búsqueda más personalizados. abc.es


Esta modificación de las condiciones es la consecuencia del pleito sobre violación de privacidad que enfrenta a Google con los demandantes que acusan a la compañía de violar las leyes al revisar sus mensajes con el fin de personalizar publicidad.

Los usuarios de Gmail demandaron a Google en 2013 alegando que la compañía estaba violando las leyes de escuchas telefónicas escaneando el contenido de los correos electrónicos. Muchos de los demandantes se quejan de que no solo han sido los usuarios de Gmail los que han sufrido esta violación de privacidad, sino también las personas que no tienen cuentas en este servicio, pero que han enviado correos electrónicos a usuarios de Google.

Ellos argumentan que, dado que no hicieron uso de Gmail, no dieron su consentimiento para el escaneo. Un juez estadounidense rechazó la petición de Google de desestimar el caso en septiembre y negó también el estatus de demanda colectiva a los demandantes en marzo dado que considera que la forma en la que Google podría haber notificado su análisis de correo electrónico a los usuarios es diferente y no se puede decidir el caso con un único criterio.

Google argumentó que los usuarios «consentían implícitamente» esta actividad, reconociéndola como parte del servicio de correo. Este es el párrafo actualizado de las condiciones de servicios relacionados con el análisis de correo electrónico de Google: «Nuestros sistemas automatizados analizan su contenido (incluyendo mensajes de correo electrónico) para ofrecerle características del producto de importacia personal, como resultados de búsqueda personalizados, publicidad a medida y detección de «spam» y «malware» o código malicioso. Este análisis se produce cuando se envía el contenido, cuando se recibe y cuando se almacena». Con este nuevo texto Google reconoce que sí explora los e-mails de sus usuarios.