Queda embarazada gracias al celular

Concebir un bebé parece sencillo, pero a veces no lo es tanto. Hasta un 20% de las parejas tiene alguna dificultad a la hora de conseguir el embarazo ya que es un proceso complejo que depende de muchos factores. En circunstancias normales, las probabilidades de lograrlo en un ciclo menstrual son de apenas un 25%. Ahora una aplicación móvil puede ayudar a lograrlo. «Quédate Embarazada» es la primera herramienta diseñada por especialistas médicos con el objetivo de maximizar las probabilidades de éxito en la búsqueda, publica ABC.es

Esta aplicación, gratuita y accesible a todos los usuarios, es una sencilla herramienta que puede utilizarse a modo de calculadora de fertilidad. Ayuda a predecir los días más fértiles del ciclo menstrual mediante un intuitivo calendario que, a través de unos parámetros de medición, indica los días con la máxima capacidad reproductiva.

Además, ofrece consejos personalizados al perfil del usuario para lograrmejorar la fertilidad. «Se trata de un primer paso antes de acudir a los especialistas, ya que permite optimizar los tiempos en los que la mujer tiene más probabilidades de quedarse embarazada e identificar las posibles causas que lo impiden. De esta manera, ofrece consejos prácticos para conseguir este fin y estima los días más fértiles de la fututa mamá», explica la doctora Verónica Lucas, ginecóloga de Ginefiv y una de las expertas que ha diseñado la aplicación.

Una vez descargada la aplicación, la usuaria debe registrar toda aquella información útil sobre ella misma y sobre los hábitos de pareja, desde el punto de vista de la fertilidad, como la edad, el peso o la talla; la duración del ciclo menstrual o la frecuencia de las relaciones sexuales. De esta manera, se genera un diario con recomendaciones personalizadas para ayudar a la persona a tener un hijo.

«La información que se genera a través de esta aplicación también es de gran utilidad para los profesionales médicos, ya que podemos tener un control detallado de los ciclos de la paciente que nos ayuden en el diagnóstico o buscar las posibles razones de por qué no se consigue la gestación de manera natural», indica la doctora Lucas. «Si se lleva intentando tener un hijo durante un año sin éxito, se debe acudir a un especialista para que analice si hay algún problema de fertilidad. Este periodo se debe reducir a seis meses si la edad de la mujer está por encima de 35 años, puesto que a partir de esta edad la calidad ovocitaria baja de forma muy importante», advierte la experta.

Estilo de vida y embarazo

Los hábitos de vida que mantenemos actualmente influyen en la fertilidad humana. Los agentes ambientales unidos a factores como el tabaco, la obesidad, el estrés, los medicamentos o los disruptores endocrinos, entre otros, pueden ser causa de infertilidad. Esta aplicación ofrece una serie de recomendaciones para mejorar ciertos hábitos que están relacionados con la gestación.

Entre ellas, aconseja a la futura mamá que vigile su peso, ya que un aumento o pérdida drástica puede causar infertilidad. Incluso se estima que el 12% de la infertilidad primaria es consecuencia de problemas de peso. «Aunque el factor más importante y que influye de manera muy directa en la posibilidad de ser madre es la edad, también hay otros elementos relacionados como son la dieta o el peso de la mujer», afirma la doctora Isabel Santillán, ginecóloga de Ginefiv y una de las asesoras médicas de la aplicación. JUno de ellos es el peso corporal, que tiene importantes implicaciones en las posibilidades reproductivas de una pareja. Un cambio drástico en el peso, ya sea por aumento o por pérdida, puede causar infertilidad. Por eso es vital controlarlo si se desea tener un hijo».

Otros parámetros que se incluyen son los hábitos relacionados con elalcohol y el tabaco, que provocan una disminución de la calidad ovocitaria, un aumento de las anomalías cromosómicas, así como un incremento de los casos de menopausia precoz; mantener una vida sexualmente activa, sobre todo durante los días más fértiles; y evitar el estrés, ya que está demostrado que este último reduce la probabilidad de quedarse embarazada.