Un iPhone 5c sale ardiendo en el bolsillo de una adolescente


Un nuevo caso de smartphones que arden se ha producido en Estados Unidos. En esta ocasión, lejos de problemas con cargadores no oficiales, se trata de un iPhone 5c que una adolescente guardaba en el bolsillo de su pantalón durante una clase y que tras una fuerte explosión comenzó a arder. La joven ha sufrido quemaduras de segundo grado debido a este incidente.

Los incidentes en relación a smartphones que comienzan a arder y provocan daños en sus propietarios vuelven a ser los protagonistas. Durante estos últimos meses varios incidentes se han producido en relación a la utilización de cargadores no oficiales tanto en los smartphones de Apple como en algunos terminales de Samsung. Estos incidentes han dado lugar desde incendios en apartamentos hasta el fallecimiento debido a electrocuciones. En muchas ocasiones comprobamos como nuestros smartphones alcanzan temperaturas elevadas, tanto que en ocasiones no podemos ni cogerlos con la mano. Aunque la mayoría de las veces este problema se soluciona dejando inactivo el terminal durante unos minutos lo cierto es que en algunos casos han ocasionado algunos problemas graves.

Aún recordamos aquel caso en el que un iPhone 4s comenzó a arder en el bolsillo de un usuario por combustión espontánea o los dos casos en los que un iPhone 5 provocaron que dos usuarios en China falleciesen electrocutados al utilizar este smartphone mientras este se cargaba con un cargador no oficial para el dispositivo en cuestión. Meses después de que se produjeran estos incidentes el nuevo iPhone 5c, uno de los nuevos modelos de smartphone que Apple lanzó al mercado a finales de 2013, también se ha visto involucrado en un incidente de estas características, aunque su protagonista solo ha llegado a sufrir lesiones.


Según recoge desde el diario Portland Press Herald, una adolescente de 14 años en Biddeford ha sufrido quemaduras de segundo grados después de que su iPhone 5c explotase y comenzase a arder en el bolsillo de su pantalón. Esta joven se encontraba en clase cuando de repente, junto con sus compañeros, escuchó una fuerte explosión que provenía de su bolsillo. Inmediatamente el pantalón de la joven comenzó a arder y a emitir una gran humareda dado que su iPhone 5c que permanecía en el bolsillo comenzó a arder por combustión espontánea.

Ante tal incidente, la niña comenzó a rodar por el suelo no solo para intentar apagar las llamas que provenían de su bolsillo sino también para conseguir que el iPhone 5c en llamas saliese de él, una acción que impidió que las lesiones fuesen mucho más graves. La joven fue atendida en un primer momento por los profesores de su instituto quienes llamaron al 911 y posteriormente fue trasladada al hospital para ser atendida de las quemaduras de segundo grado que le había ocasionado tal incidente. El departamento de bomberos que acudió al lugar del incidente tomó fotografías del iPhone 5c causante de la explosión, un smartphone en color verde que se convirtió en pocos segundos en negro. Por el momento se desconocen las causas que provocaron el incendio aunque es posible que, como ha ocurrido en ocasiones anteriores, se deba a un fallo de los componentes internos del terminal.
iPhones en combustión espontánea

Como asegurábamos anteriormente, esta no es la primera vez que un iPhone de Apple se ve involucrado en un incendio que provoca lesiones a sus propietarios. En julio de 2012, un ciudadano finlandés también fue el protagonista al ver cómo su iPhone 4S comenzaba a arder en su bolsillo por combustión espontánea, es decir, sin ningún motivo aparente dado que en ese momento no se encontraba manejando el terminal.

Posteriormente, en julio del pasado año, dos adolescentes fallecieron en China debido a que se electrocutaron al manejar sus iPhone mientras estos estaba enchufados a la corriente. En un principio se apuntó a que estas dos personas utilizaron cargadores no oficiales de iPhone para cargar la batería de sus dispositivos, lo que provocó un cortocircuito y que los usuarios se electrocutaran mientras realizaban una llamada con el smartphone. A estos casos se le suma también el incidente que se produjo en una tienda australiana donde un iPad comenzó a arder.

Sin duda se trata de problemas aislados y normalmente el funcionamiento de los iPhone es normal pese a un uso continuado del mismo. Sin embargo este tipo de casos hacen que utilicemos nuestros smartphones con cierta precaución.

Fuente: Portland Press Herald y movilzona