¿Buscando la felicidad? ¡Desconéctate un rato!

Hoy en día, los teléfonos inteligentes son fundamentales para mantenerte conectado, estos aparatitos nos mantienen en constante contacto con amigos y familiares, y también nos permiten tener fácil acceso a Internet. Los teléfonos rara vez están fuera del alcance, en la oficina, en el salón de clases de la universidad, en la biblioteca, en un centro recreativo, cafetería o habitación.

Debido a que el uso de teléfonos celulares continúa aumentando, científicos de la Universidad Estatal de Kent investigaron si este dispositivo está relacionado con resultados medibles importantes para el éxito de un estudiante, como el rendimiento académico, la ansiedad y la felicidad.

Para contestarlo Andrew Lepp, Jacob Barkley, y Aryn Karpinski de la facultad de la universidad de Educación, Salud y Servicios Humanos, encuestaron a más de 500 estudiantes universitarios, reportaron en un comunicado de la Universidad.

El uso del teléfono celular se registró diariamente con una medida clínica de la ansiedad y del nivel de satisfacción en la vida de cada estudiante o, en otras palabras, la felicidad.

Por último, todos los participantes le permitieron a los investigadores acceder a sus registros oficiales universitarios, con el fin de recuperar su puntaje de grado de la universidad promedio acumulativo (GPA). Todos los estudiantes encuestados eran estudiantes de pregrado y se distribuyeron por clase.

Los resultados del análisis mostraron que entre más se usen teléfonos celulares peor promedio registran los estudiantes, y registran más ansiedad. Por lo tanto, para la población estudiada, aquellos usuarios que usan frenéticamente sus teléfonos móviles, tienden a tener menores calificaciones, mayor ansiedad y una menor satisfacción con la vida (felicidad), en comparación con aquellos que usaron el teléfono celular con menos frecuencia. El modelo estadístico que ilustra estas relaciones fue altamente significativo.

No hay tiempo para sí mismos ni de soledad que quede en algunos de estos alumnos y creo que la salud mental requiere un poco de tiempo a solas para reflexionar, mirar hacia adentro, acontecimientos de la vida, y sólo recuperarse de estrés diario. A esto se suma que algunos de los estudiantes que entrevistamos informó enviar mensajes de texto constantemente durante todo el día desde la mañana hasta la noche que en sí mismo puede ser muy estresante”, dijo Andrew Lepp al Daily Mail.

A principios de este año, un equipo dirigido por Lepp y Barkley también identificó una relación negativa entre el uso del teléfono celular y la capacidad cardiorrespiratoria.

En conjunto, estos resultados sugieren que los estudiantes deben ser alentados a supervisar su uso del celular y reflexionar sobre éste críticamente de manera que no sea perjudicial para su rendimiento académico, su salud mental y física y, en general, para su bienestar y felicidad.

Fuente: Quo.mx