Conozca algunos tips para prolongar la carga de la batería de su smartphone



El diario La Vanguardia señaló que las baterías de los teléfonos móviles han ganado mayor capacidad de carga, así como mejorados tal cual como los teléfonos y dispositivos inteligentes.

Asimismo, reseñó que los teléfonos inteligentes consumen rápidamente la carga de la batería dado el uso que se le da al aparato. Sin embargo, para prolongar más “la vida” del celular, se puede “modificar algunos aspectos de la configuración” del smarthphone para prologar la energía de la pila.

A continuación el texto publicado por el medio:

Al igual que los teléfonos y los dispositivos, las baterías también han mejorado y han ganado capacidad los últimos años. Aunque no la suficiente para contentar del todo a cualquier usuario de un smartphone. Pocos terminales aguantan a día de hoy una jornada intensiva de uso sin conectarse en algún momento a la red eléctrica.

Con el aumento de la potencia de los procesadores, del tamaño de las pantallas y al crecer también el consumo de datos, los smartphones actuales “devoran” la batería. Pero si se quiere prolongar la autonomía de los dispositivos, modificar algunos aspectos de la configuración puede ofrecer algunos minutos o algunas horas extra.

Brillo. La mayoría de los terminales ofrecen la posibilidad de ajustar el brillo automáticamente en función de la luz del ambiente. Activar esta opción o mantener fijo el brillo de la pantalla a un nivel intermedio puede hacer ganar al smartphone horas de autonomía. La alimentación de la pantalla representa uno de los apartados de mayor consumo del dispositivo, como recuerdan fabricantes como LG, Sony, Samsung o Apple. Mantener el brillo a niveles elevados puede significar todo un derroche.

Vibración y tonos sonoros. A la hora de ahorrar batería todo suma. Los sonidos de notificaciones, las vibraciones o los tonos sonoros cada vez que se pulsa una tecla consumen energía. Desactivar aquellas prescindibles y elegir una configuración adecuada es una forma sencilla de darle un poco más de autonomía al dispositivo.

Sincronización y conexión a internet. La conectividad de los smartphones, los servicios que ofrece, el correo, las aplicaciones, hace que el terminal esté continuamente recibiendo datos y notificaciones.

No todos los usuarios tienen las mismas necesidades. Aplicaciones como Facebook o Gmail permiten escoger la frecuencia con la que se buscan nuevos mensajes, correos o notificaciones. Por ejemplo, cada dos o cuatro horas, y no al instante. Esta opción puede permitir también evitar las distracciones innecesarias.

Otra opción pasa por desconectar la conexión a internet si no se necesita durante un rato. Sin tráfico de datos la duración de la batería se multiplica.

GPS, Bluetooth, WiFi. Una de las opciones más sencillas para ganar autonomía para la batería es activar herramientas como el GPS, los servicios de ubicación o el Bluetooth solo cuando se necesiten.

Del mismo modo, utilizar una conexión WiFi para conectarse a internet consume menos batería que conectarse a la red móvil, pero cuando no hay ninguna conexión disponible es conveniente desactivar la opción WiFi para evitar que el smartphone busque constantemente nuevas redes.

Desconectar el tráfico de datos en zonas con poca cobertura. En zonas de poca cobertura puede ser preferible desactivar los datos o poner el teléfono en modo avión (cuando no haya necesidad de recibir llamadas), así lo recomiendan los distintos fabricantes. Cuando el dispositivo tiene problemas para conectarse a la red está intentando conseguirlo continuamente, lo que conlleva un gasto de batería.

Widgets innecesarios y aplicaciones en segundo plano. Otro hábito que recomiendan los fabricantes es cerrar o detener las aplicaciones que no estén en uso. Si el dispositivo no trae de serie un gestor de tareas, hay aplicaciones pensadas para cerrar las apps que quedan abiertas en un segundo plano.

Eliminar widgets prescindibles o fondos de pantalla animados -que suponen un consumo de batería- también puede ser de ayuda para ganar un poco más de autonomía.
¿Cómo son las baterías de litio?

Las baterías actuales de ión de Litio son muy diferentes a las antiguas baterías de Níquel. Muchos de las falsos consejos sobre cómo cargar el móvil se heredan de prácticas que eran convenientes en los dispositivos de hace años.

Cargar el smartphone durante al menos 8 horas antes de usarlo por primera vez no es necesario. La primera cargar es igual que las sucesivas. Los dispositivos, al adquirirlos, vienen con la batería cargada al 40% o 50% de su capacidad, que es el nivel adecuado para almacenar las baterías en periodos en que los terminales no van a ser usados. Guardarlas vacías o por el contrario completas durante largo periodos es perjudicial.

Las baterías Li-Ion no tienen apenas efecto memoria. Es decir, no perderán capacidad por conectarlas a la corriente antes de su descarga completa ni tampoco por desenchufarlas antes de alcanzar el 100%, ni por cargarlas con frecuencia. Si se produce algún desajuste del indicador se puede recuperar con un ciclo completo de carga y descarga periódicamente.

Otra recomendación es no mantenerlas conectadas a la red eléctrica cuando hayan alcanzado el 100% ni cargarlos con funda para evitar que se calienten en exceso (aunque la mayoría de los dispositivos cuentan con un circuito de seguridad para evitar que esto suceda). Las baterías se pueden ver afectadas por temperaturas elevadas.

Con información de La Vanguardia