Comienza el efecto Chen en BlackBerry

Es muy pronto para hablar de una recuperación de BlackBerry. Sin embargo, las acciones tomadas hasta el momento por su CEO John Chen han comenzado a dar frutos, todavía tímidos, pero que auguran buen viento de continuar la tendencia.


El futuro de BlackBerry parece estar tomando un rumbo positivo a partir de los cambios que ha sufrido y la nueva estrategia emprendida desde la llegada de John Chen a las filas de la compañía canadiense. Todavía es muy temprano para dar un veredicto, pero al parecer sí van por el camino adecuado actualmente.
El sector gubernamental sigue confiando en la seguridad de los dispositivos y servicios de BlackBerry

La compañía canadiense ha recibido apoyo desde dos instancias gubernamentales que confirman la confianza que este sector tiene en los dispositivos y servicios ofrecidos por BlackBerry. En primer lugar, la ciudad de Waterloo recientemente firmó un contrato por tres años con la operadora móvil Bell por $516.000 dólares para proveer de dispositivos BlackBerry a los funcionarios de la ciudad, según información de Phone Arena. Esto se suma al espaldarazo de parte del gobierno estadounidense por la compra de 80.000 equipos BlackBerry para los funcionarios del Departamento de Defensa.

El precio de la acción de BlackBerry ha aumentado levemente


Después de alcanzar unos niveles de menos de 6.5 dólares la acción en diciembre, actualmente se ha mantenido en los últimos días por encima de los 10 dólares. Esto, significa que en cierta medida Wall Street ha recibido de buena forma los cambios recientes en la estrategia de BlackBerry y tiene esperanzas en sus planes.

BlackBerry seguirá ubicada en Waterloo


Waterloo fue conocida en el mundo gracias a BlackBerry. Adicionalmente es un hub de tecnología estratégico en el país norteamericano, tanto potencial tiene que Motorola estableció una de sus filiales en este lugar el año pasado. La duda sobre la permanencia de BlackBerry ha surgido debido al anuncio de la intención de vender 280.000 metros cuadrados de espacio de sus instalaciones, según información de Bloomberg, esto con el fin de recibir cerca de 501 millones de dólares, dinero que ahora necesita la empresa desesperadamente. Este movimiento es lógico debido a que BlackBerry necesita dinero en efectivo para llevar a cabo sus planes.


Es muy pronto todavía para dar un veredicto final sobre si estos acontecimientos darán un resultado favorable para la compañía. En primer lugar, la compañía se centrará en los clientes corporativos y en dispositivos con teclados QWERTY. Otro de sus intereses es BBM, que hasta el momento, si bien se expandió a otras plataformas, todavía no se ha monetizado, es decir, económicamente no le ha traído beneficios a la compañía de Waterloo, lo cual necesitan de forma desesperada si se quieren mantener en el negocio. Yo realmente no apuesto todo por los dispositivos de BlackBerry durante el 2014, y más bien creo que sus días están contados.

Por otro lado es muy seguro que BlackBerry continuará siendo una compañía fuerte en servicios para empresas y es probable que este segmento sea su salvación inmediata. Los usuarios corporativos confían en los servicios que ofrece la compañía y eso se ve reflejado en el apoyo del Gobierno de Waterloo y del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Adicionalmente, en Wall Street hay un sentimiento de confianza ante John Chen como CEO y la estrategia que quiere seguir. De esta forma, los primeros pasos durante el 2014 parecen llenar de optimismo a BlackBerry.

En este punto, no es para nada descabellado la cancelación de BlackBerry Live 2014 junto con la presentación de dos nuevos equipos, que podrían haber seguido el mismo rumbo de los dispositivos lanzados durante 2013. BlackBerry tiene el tiempo en su contra, y no puede darse el lujo que se dio con el retraso del lanzamiento de BlackBerry 10. Aún así, el efecto Chen ya se está empezando a notary se refleja en el mejoramiento, si bien leve, de las finanzas de la compañía y las esperanzas de sus inversionistas.