La importancia de advertir a sus hijos pequeños del uso inapropiado del WhatsApp


Aunque los expertos no han precisado con exactitud la edad correcta para que los niños se inicien en el WhatsApp, expertos señalan que esta práctica de enviar y recibir mensajes puede comenzar a aplicarse entre los siete y ocho años.

El interés del niño en estas aplicaciones móviles dependerá de su círculo de amistades, por lo que deberá ser supervisado por sus padres, a fin de evitar que difundan información que pueda comprometer su seguridad.

Expertos del Centro de Seguridad de Protégeles, ubicado en España, indican que al principio es más fácil controlar el uso del WhatsApp y de las redes sociales, ya que los niños utilizan el teléfono de sus padres. No obstante, en la adolescencia, cuando ya tienen su móvil, es complicado controlar con quiénes mantiene comunicación y qué tipos de datos comparte.

«Hay que hacerles entender que cuando envíen un mensaje deben hacerlo pensando que el texto o foto que mandan los ve todo el mundo, como si fuera un acto público. Si piensan que los contenidos no son aptos para que los vean todos, es que no deben enviados» explicó Guillermo Cánovas, presidente de Cánovas.

Mientras que Pere Cervantes, coautor del libro Tranki pap@s, recomienda que “lo mejor es quelos padres enseñen a los hijos a proteger su intimidad. Que no tengan la falsa sensación de que están hablando con sus amigos, porque es muy fácil que envíen una foto al grupo y en él esté incluido un mal amigo”.

Con información del diario ABC