BlackBerry busca comprador: ¿qué opciones tiene?

BlackBerry busca alternativas, entre las que se incluye la búsqueda de un comprador. Queda claro que tenemos a BlackBerry en venta. ¿Con qué opciones? IBM, Microsoft, Huawei, Lenovo... O incluso la actuación del propio gobierno canadiense. Muchas alternativas de las que sólo una podrá hacerse realidad.


BlackBerry ha dado a conocer hoy lo que quería esquivar con su reinvención hace seis meses. Disimulado mediante un "buscamos alternativas, entre las que podría estar la venta de la compañía", se encuentra un mensaje claro: BlackBerry busca un comprador. BlackBerry Z10 y los tres terminales que lleva lanzados con él no parecen ser suficientes. Más de un semestre después del principio de ese nuevo camino, sería demasiado optimista hablar de un verdadero triunfo. La fortísima crisis sufrida por BlackBerry, que aún necesita recuperarse de las pérdidas en las que entró, no parece tener solución con BlackBerry 10, por buen sistema operativo que sea -que lo es-. El tiempo se acaba, y BlackBerry necesita soluciones urgentes. ¿Qué opciones le quedan ahora a una BlackBerry en venta?

Microsoft


La opción que cada vez más personas señalan y apoyan. Microsoft tiene dinero más que suficiente proveniente de negocios ajenos a la telefonía móvil como para hacerse con BlackBerry. Invirtió en Nokia en el pasado, y podría repetir la jugada con BlackBerry. Sería su oportunidad para conquistar a un mercado corporativo que, personalmente, creo que está alejado de Windows Phone y su imagen desenfadada. Sería una canibalización entre quienes aspiran al tercer puesto de sistemas operativos móviles, podio dominado por Android y iOS. De realizarse esta compra, que muchos ven vemos como la gran oportunidad para Microsoft, habría que ver en qué papel queda Nokia, quien tiene ya motivos para enfadarse con Microsoft de sobra. Aliarse con otro fabricante supondría un palo durísimo para la compañía que lleva más de dos años entregada a Windows Phone y le ha hecho crecer notablemente.

Lenovo


La clave del mercado asiático, baza que BlackBerry podría jugar con varias fórmulas. Por un lado, podría eliminar sus responsabilidad y quedar Lenovo como creador y fabricante directo de los terminales, lo cual tendría unos resultados que creo que pocos se atreverían a calificar de satisfactorios, al menos sobre el papel. La falta de tradición de Lenovo en la industria contra un histórico como BlackBerry podría derivar en un final desastroso como el de Siemens vendida a BenQ. Por otro lado, podría obtener la licencia de BlackBerry 10, y así BlackBerry optar a ganar dinero mediante sus servicios de software, empezando por BlackBerry World, gracias a contar con una segunda marca en el mercado con su sistema operativo. La opción menos convincente sería la de Lenovo licenciando BlackBerry 10 a otros fabricantes, tras comprar la antigua RIM, como ZTE, Huawei, HTC, etc. Seguramente, la pesadilla de Mike Lazaridis.

IBM


Ahora mismo, IBM transmite una imagen clara: empresa corporativa, alejada del usuario medio, incluso anticuada. Sabemos que no es así del todo, y continúa innovando y obteniendo patentes, pero está alejadísima de los Nokia, Samsung, Apple, Asus, etc. Está orientada a los servicios de software, y desde hace un tiempo con el lemaMobile first!. También podría tener interés en hacerse con una compañía algo más cercana al usuario, con aceptación en el mercado general (al menos como contendiente), más actual. Si no como una compra, podría aliarse con BlackBerry para ofrecer los servicios de ambos y arrasar en el mercado empresarial e incluso gubernamental, gracias a los acuerdos que ya tiene BlackBerry.

Huawei


Que no tenga cabida en las listas de 'mejores smartphones del año' no implica que no se haya hecho un lugar importante en la industria. Concretamente, son el tercer fabricante mundial, tras Samsung y Apple, y por encima de rivales como LG, HTC, Nokia o la propia BlackBerry. Huawei, mal vista en el mercado norteamericano desde que fue acusada de espionaje para el gobierno chino, tendría en la compra de BlackBerry una baza gigantesca para entrar en un mercado tan grande y rentable. Una empresa canadiense con aceptación en Estados Unidos, Europa y Latinoamérica. Algo similar a lo que necesita Huawei para continuar despegando y convenciendo a cada vez más segmentos de usuarios.

La otra cara de la moneda: Canadá


De la misma forma que Obama bloqueó el veto de venta de iPhone 4 y iPad 2 en desfavor de Samsung, el gobierno canadiense podría actuar ante la 'amenaza' de que una empresa extranjera, más aún si fuera una asiática, se lleva a su buque insignia de la tecnología. Nadie duda en señalar al veto de Obama como mera protección a su gran fabricante nacional. Canadá haría lo propio, sobre todo teniendo en cuenta que el gobierno le autorizó para usos de defensa militar. Puede pesar el orgullo patrio por encima de los negocios, como dicen en Quartz, y que el Estado de Canadá actuase para evitar la fuga de parte de su bandera. No tiene mucho sentido, pero el nacionalismo obedece a las emociones, no a la razón.