CEO de Blackberry aseguró que están abiertos a acuerdos de licencia u otras opciones


Luego de un magro desempeño de sus acciones durante el segundo trimestre del año, el CEO de Blackberry intentó llevar calma a los accionistas asegurando que cualquier propuesta que genere valor será escuchada, incluso una oferta de compra de la compañía.

El plan de Blackberry para relanzarse al mercado, con cambio de nombre incluído, no parece haber arrojado los resultados esperados por los ansiosos accionistas que ven caer sin pausa sus inversiones. Al dar hoy un discurso a accionistas en Canadá, su CEO, Thorsten Heins, aseguró que "la empresa se encuentra dispuesta a escuchar cualquier tipo de alternativa estratégica que cree valor para los accionistas" para encauzar la situación, desde acuerdos por licencias, hasta la venta de la empresa.

Los accionistas aturdidos por los magros números del esperanzador lanzamiento de BB10 y su set de equipos orientados a las nuevas tendencias touch y de pantallas grandes, esperan un movimiento de timón para enderezar un fatídico final.

Heins intentó llevar calma con estas declaraciones, apoyado en que hasta el momento Blackberry sólo se ha centrado en la creación de valor a través de los lanzamientos de nuevos dispositivos y sistema operativo, esperando que las repercusiones en el mercado le abran el panorama a nuevos negocios. Quizás haya omitido que también la compañía ha hecho un gran esfuerzo en la consolidación de su comunidad de desarrolladores en todo el mundo, uno de los pilares del mercado de consumo de smartphones actual.

Para Heins, "esta es una transición a largo plazo para la empresa", comentó agregando que "estamos empujando muy fuerte" para impulsar este nuevo desafío de recuperar el mercado perdido. Las declaraciones de Heins empujaron hacia arriba las acciones de Blackberry, en especial las relacionadas con la posibilidad de recibir propuestas sobre concesiones de licencias.

Para John Goldsmith, empresario y propietario de 1,5 millones de acciones de la canadiense, un acuerdo relacionado con licencias podría llegar a ser un punto de estabilización en la búsqueda de atraer nuevamente a los consumidores. "Creo que los directivos de la empresa tienen la correa muy corta. No me sorprendería si dentro de los próximos dos trimestres se conozca un anuncio definitivo con respecto a otras opciones que esta empresa podría estar buscando, incluso considerar la venta como una opción", sentenció Goldsmith.

Luego de los primeros resultados presentados durante el segundo trimestre del año, las acciones de Blackberry cayeron un 30%, tendencia que se especula que no cambiará para el próximo trimestre a informar. El principal factor que provocó esta caída fueron las expectativas de los inversionistas sobre las ventas de los nuevos modelos, algo que resultó ser mucho menor de lo esperado. A pesar de esto y que quizás la tendencia no se revierta, en vistas de que los principales competidores se encuentran muy bien consolidados en el mercado, aún se esperanzan con la posibilidad de que otras empresas se interesen por la nueva plataforma BB10 para sus desarrollos.

Esta especulación está relacionada con el análisis actual del mercado, donde a Blackberry le queda muy poco espacio para competir, y donde los inversionistas creen que el principal problema es esa contracción que sufrió la ex RIM y que fue ocupada por otros competidores.

A pesar de haber lanzado 10 modelos a la venta durante este año, la coyuntura es un poco esquiva para la canadiense, con un segmento de alta gama que comenzó a presentar algunos signos de saturación, con números rojos para Samsung, Apple y HTC, y con un mercado intermedio donde comenzaron feroces combates entre fabricantes chinos como Huawei y ZTE.

Link: CEO says BlackBerry open to licensing deals, other options (Reuters)