BlackBerry vuelve a fracasar con Priv y Android


Cuando los responsables de BlackBerry decidieron que Android sería el sistema operativo de su smartphone con teclado físico deslizante Priv, confiaban en que la adopción del principal sistema operativo móvil en todo el mundo contribuiría a mejorar las ventas del terminal. Pero parece que no ha sido así, a juzgar por las declaraciones que recoge Cnet de un directivo de AT&T, una de las mayores aliadas del fabricante de teléfonos. Este directivo, cuyo nombre y cargo se desconocen, ha confirmado que el BlackBerry Priv está atravesando serias dificultades. De hecho, sus clientes les han devuelto más terminales de lo que les gustaría.

Al parecer, al contrario de lo que pensaban en BlackBerry, y que también creían que sucedería en AT&T, los que más han comprado el Priv no han sido usuarios fieles de Android. Lo han hecho los fieles deBlackBerry, que han tenido muchas complicaciones al pasar del sistema operativo propietario de la empresa a Android. Esto ha sido lo que ha originado el elevado número de devoluciones, superior al esperado.

No es habitual encontrar declaraciones de proveedoras de telefonía criticando a sus socios, lo que puede dar una idea de los problemas que está teniendo BlackBerry con el Priv, que es el primero de los terminales que la empresa planea lanzar al mercado con Android. A su tibia acogida ha contribuido también su consideración como un modelo de gama alta. Su precio, de 699 dólares, lo sitúa incluso por encima del del iPhone 6S en algunos países. Y en este segmento del mercado, hay muy pocos terminales, aparte de los de Apple y Samsung, que consigan buenos resultados de ventas.

La situación no parece favorable para la división de smartphones de BlackBerry. Su CEO, John Chen, ya anunció el pasado mes de octubre que la empresa saldría del negocio de los smartphones si no conseguían beneficios en 2016. Por ahora, sigue con su decisión de lanzar más móviles con Android. Al menos uno o dos terminales verán la luz este año, y no hay noticias de que vayan a ver la luz nuevos modelos con BlackBerry OS.

Habrá que esperar hasta finales del año fiscal 2016 para ver qué sucede finalmente con la división de móviles de la compañía. Por ahora, sus ventas están por debajo de lo esperado. El pasado mes de abril, reconoció que había vendido 600.000 terminales en el trimestre que concluyó en febrero. Esta cantidad quedaba por debajo de la esperada, ya que esperaban distribuir 850.000. Las ventas también fueron menores que el trimestre anterior, periodo en el que alcanzaron las 700.000 unidades. A pesar de todo, en BlackBerry insisten en que conseguirán tener beneficios este año.