Hackers ponen en venta 117 millones de contraseñas de LinkedIn

(C) Forbes

Las contraseñas de LinkedIn al parecer están muy cotizadas.

Ayer, con la avalancha de anuncios realizados por Google en su I/O 2016, pasó completamente desapercibido la delicada revelación compartida por la gente de LinkedIn, en donde confirmaron una intrusión a su sistema de seguridad, lo que derivó en el robo de una cantidad enorme de contraseñas y credenciales de acceso de millones de sus usuarios.

La red social de enfoque laboral publicó ayer mismo un comunicado, en donde informaba a todos sobre el incidente, buscando marcar un especial énfasis en las acciones tomadas por la compañía para parchar el error, enviando mensajes de notificación a los usuarios que se han detectado como expuestos, solicitando la implementación procesos de verificación en dos pasos, y alentando el cambio prioritario de todas sus claves.


Ahora, a menos de 24 horas de la revelación del hurto, la gente de Motherboard afirma que de hecho los hackers responsables de esta intrusión ya están vendiendo las contraseñas al mejor postor, exhibiendo una lamentable mentira por parte de la gente de LinkedIn, que en su afán por minimizar los daños en realidad han terminado empeorando todo.

Ya que las credenciales robadas no habrían sido 6,5 millones como originalmente se habría admitido la compañía, sino 117 millones, lo que representa una cuarta parte de la base total de usuarios de esta plataforma.

La gente de LinkedIn ha tomado medidas drásticas, bloqueando el acceso a aquellos usuarios que no siguieron el proceso de cambio de contraseña solicitado en el primer correo de notificación sobre el posible robo de identidad.

La recomendación obvia es revisar sus bandejas de entrada, cambiar contraseñas y modificarla también en otras redes sociales o servicios si en todo se usaba exactamente la misma clave.