Granjero de Michigan descubrió una osamenta de mamut


Los restos del animal fueron encontrados en un campo donde se cultiva soya.

Vaya sorpresa se llevó un granjero estadounidense al encontrarse con un colosal esqueleto de mamut al realizar una excavación en uno de sus campos de soya ubicados en el municipio de Lima en Michigan.

El granjero James Bristle estaba cavando en esa zona junto a un amigo el lunes por la noche con el fin de construir una instalación para distribuir gas natural cuando dieron con lo que parecía ser un poste enterrado. Poco tiempo después se dieron cuenta de que lo que descubrieron "se encontraba fuera de lo normal".


Fue así que Bristle contactó a la Universidad de Michigan el martes 29 de septiembre para que científicos de este instituto académico fueran a investigar el hallazgo. Fue hasta el jueves 1 de octubre que se confirmó que lo que se encontraba enterrado en el lodo de este campo de soya se trataba de una gigantesca osamenta de mamut, animal extinto hace unos 3,700 años.

El profesor Dan Fisher reveló a la cadena Michigan Live que este espécimen seguramente tenía 40 años de edad cuando murió y estuvo pisando esas tierras en una ventana de tiempo de hace 10,000 a 15,000 años. Él cree que el animal fue cazado por humanos para después ser enterrado y almacenado, una práctica que era común en aquél entonces con el fin de mantener la carne comestible.

Las tareas de excavación para rescatar los restos de este mamut comenzaron desde ayer.