Disney prohíbe los palos de selfies en sus parques

En Estados Unidos, Hong Kong y París, los palos tendrán que quedarse en la entrada por motivos de seguridad.


Desde ayer 30 de junio, Disney no permite los selfie sticks dentro de sus instalaciones del tipo parques.

Los motivos son varios y se reducen principalmente en cuestiones de seguridad. Según portavoz de Disney explicó a la BBC, dichas herramientas para sacar fotografías tan utilizadas hoy en día "se convirtieron en un problema de seguridad tanto para nuestros invitados como para nuestro personal".

De ahora en adelante, los visitantes a los parques tendrán que dejar los palos para selfies en la entrada y retirarlos a la salida. Y no solo en Estados Unidos; la medida corre desde hoy miércoles también en Paris y Hong Kong.

La prohibición comenzó primero en los paseos tipo montaña rusa. Los palos en cuestión se pueden extender demasiado fuera de los límites del carro, con el consiguiente riesgo de golpear alguna parte de la estructura y causando algún tipo de problemas tanto a los usuarios como a la máquina en sí.

Disney no es la primera institución en lanzarse contra el flagelo de los selfie sticks. Algunos museos en París, si bien no lo prohíben, sí sugieren que la gente no los utilice y así evitar golpear algún objeto por accidente, ya sea ese objeto la cabeza de una persona o bien una obra de arte.

En los museos Smithsonian en Estados Unidos fueron derechamente prohibidos, lo mismo que en algunos estadios en Inglaterra. Y no precisamente por lo mal que se ven, sino por lo mismo que piensan en Disney: seguridad.