Por que tu smartphone nunca sera tan util como tu cuaderno


Escribir es fabuloso, cuando lo hacemos no solo ejercitamos nuestra mano, también nuestra creatividad y otras partes del cerebro. Ahora lo más cercano a eso son unos pequeños cuadritos de papel en donde hacemos notas rápidas y recordatorios, pero nada más.

A las nuevas generaciones ya ni siquiera les exigen escribir a mano, cuando en mis tiempos era un deber. Las computadoras y dispositivos móviles nos van facilitando todo; ya no es necesario escribir en agenda porque todo se sincroniza de manera digital, podemos grabar voces en lugar de anotar todo lo que vimos escuchamos en una conferencia.

Existen estudios que defienden la escritura a mano, asegurando que nos ayuda a retener las cosas de mejor manera, acelera nuestro proceso de aprendizaje y nos hace más creativos.

Ahora les hablaré un poco sobre mi experiencia. No estoy rechazando que tener un móvil o una tablet hace mi vida más práctica y dinámica. Difícilmente olvido algo que tengo que hacer. Sin embargo, hay algunos hechos, días importantes y momentos memorables que decido escribir a mano en una libreta, porque sólo así se conserva cada detalle.

Además de la retención, escribir a mano tiene las siguientes ventajas:

Mayor capacidad de síntesis: es impresionante cómo el rimo de la escritura te permite expresarte de mejor manera. Cuando todo lo hablamos o digitalizamos con un teclado, raras veces pensamos en lo que estamos escribiendo, sin embargo, haciéndolo con un bolígrafo nos vemos obligados a sintetizar mejor lo que queremos expresar.

Evitas distracciones: cuando escribes en una computadora o dispositivo móvil, tienes todo un universo de cosas a las que también puedes prestar atención. Es mucho mejor contar solamente con una hoja y algo para escribir que no te permita distraerte con alguna página web o red social.

Todo es más personal: la forma de escribir también tiene su propio lenguaje. Jamás será lo mismo leer un correo que una carta escrita a mano. Nuestra letra es una marca personal, por eso siempre es bueno que, cualquier detalle especial o frase, se realice a mano completamente.

La actividad cerebral cambia: y al mismo tiempo se acelera, permitiéndonos alcanzar un nivel más complejo en la resolución de problemas. Mientras escribes, las neuronas incrementan su actividad y probablemente se nos ocurra por fin esa idea que estábamos esperando o la solución para resolver algún problema.

Le das mayor estructura a tus ideas: escribir te da la oportunidad de reflexionar, pensar dos veces antes de decir algo. Escribes y luego lees para ver si te hace sentido, o cambiar algunas cosas. Si practicas esto durante un tiempo, te vuelves una persona mejor estructurada y decir lo que quieres o sientes no será tanto problema.

Ojalá practicáramos más seguido escribir a mano. Escribe todos los días tus frases favoritas, lo que repites mucho o aquello que planeas hacer y después de un tiempo vuelve a leerlo. Te sorprenderás de los detalles con los que describes tus sentimientos y momentos, eso te dejará revivirlos. Es una maravilla.