El "océano" gigante debajo de la tierra


Un nuevo artículo confirma la existencia de un cuerpo masivo de agua en el manto terrestre.

¿Alguna vez se han preguntado de donde vienen los océanos? Toda esa agua tuvo que proceder de algún lado, ¿no? Pues un nuevo artículo que se publica mañana en Science, disponible en acceso previo vía web, arroja algo de nueva información al respecto, confirmando una teoría propuesta en marzo de este año.

Resulta que 700 kilómetros debajo de la superficie está el manto terrestre y en el hay una piedra color azul que contiene un “océano” gigantesco. Esto funciona como evidencia de que el agua salió de la tierra y no llegó en un cometa, como algunos geólogos habían postulado. Esto podría, también, ayudar a explicar porque los océanos se han mantenido con casi el mismo tamaño durante millones de años.

Para detectar este cuerpo de agua se mandaron 2000 sismómetros para estudiar las ondas generadas por 500 terremotos. Estas ondas se mueven por el interior de la tierra y se pueden detectar desde la superficie. Midiendo la velocidad de las ondas en diferentes profundidades se puede calcular que tipo de piedra es la que se atraviesa. Así se encontró el agua, porque las ondas tardan más en recorrer piedra húmeda que piedra seca.

La piedra en cuestión es Ringwoodita, un nesosilicato, que fue “crecido” en laboratorio y sometido a las intensas presiones y temperaturas como las que habría 700 km bajo la superficie. Las mediciones experimentales ayudaron a verificar que hay una capa de este material dividiendo el manto, y que la presión y la temperatura son perfectas para extraer el agua de Ringwoodita, “como si estuviera sudando”.

Hasta el momento la evidencia indica que el “océano” se encuentra debajo de los EE.UU, pero próximos estudios quieren demostrar que el anillo de agua se extiende alrededor del planeta. Actualmente un segundo cristal de Ringwoodita se ha encontrado, dando más credibilidad al descubrimiento.