¿Acaso Obama dejará su BlackBerry este año?

 
Foto: Electrospaces

La Casa Blanca prueba dispositivos de Samsung y LG para proveer a Obama de un nuevo móvil.

Uno de los principales usuarios de BlackBerry en el mundo es el mismísimo presidente de los Estados Unidos, un usuario de un móvil prácticamente hecho a la medida de las necesidades de seguridad del gobierno, el que dentro de poco podría estar abriendo el cerco para permitir que otros fabricantes -- y sistemas operativos -- puedan ofrecer productos seguros para uso oficial.

Eso gracias a que la Agencia de Comunicaciones de la Casa Blanca está probando ahora mismo equipos de Samsung y de LG como posibles opciones que permitirían a Obama acceder a un catálogo de dispositivos algo más variado que sólo un equipo de la canadiense. El proceso de prueba considera la integración de severas medidas de seguridad que permitirán restringir las interacciones posibles a lo requerido por el equipo de seguridad del presidente.

BlackBerry se ha vanagloriado durante los últimos años de ser la única compañía que cumple las normativas de la NSA para ser el equipo de Obama, y así mismo de ser la elección de numerosos gobiernos alrededor del mundo para la gestión de las comunicaciones oficiales a más alto nivel. Un punto en el que han estado cayendo conforme los países están abriendo el espectro a numerosas alternativas basadas en Android y iOS modificadas para cumplir con las políticas de seguridad requeridas.

De hecho, el propio gobierno estadounidense ya permite hace un tiempo que sus empleados puedan usar equipos movidos por diversos sistemas operativos. Una tendencia que podría llegar dentro de los próximos meses a la cabeza del estado y que podría provocar que numerosos países que hoy tienen a BlackBerry como proveedor de servicios comiencen a revisar sus opciones a futuro, dando un golpe a la alicaída canadiense que -- al menos por unos meses -- tienen todavía asegurado un lugar en la Casa Blanca, aunque no se sabe por cuánto tiempo más.

Link: Wall Street Journal