BlackBerry en México sigue siendo el número 1, pero Samsung se le acerca


El mercado mexicano en muchos aspectos se distingue por reaccionar con un cierto delay en relación con las últimas tendencias globales, por ello no extraña que aquí BlackBerry siga siendo la marca preferida de los usuarios nacionales, cuando en el resto del mundo la compañía va cayendo en picada. Lo cierto es que el relativo buen año de BlackBerry en México se debió más que nada a la inercia de su popularidad anterior, ya que de acuerdo con el último estudio la marca sigue siendo líder nacional, pero el ritmo de su crecimiento, distribución y popularidad se ha estancado seriamente.

De acuerdo con el último estudio de The Competitive Intelligence Unit (The CIU), BlackBerry para el cierre de 2013 BlackBerry sigue siendo el Smartphone preferido de los usuarios mexicanos, contando con una presencia de mercado del 26.9%, seguido por Samsung con el 21.2%, encontrando en tercer lugar a Nokia con el 15.3% y Apple relegado hasta el cuarto puesto con el 14.1% de posesión del mercado. Repartiendo los últimos puestos entre fabricantes como Sony, LG, Motorola y HTC, entre otros:



2014 podría ser el año de Samsung en México.Sin embargo, uno de los factores que muestra con claridad la evolución de esta gráfica es que BlackBerry desde finales de 2011 ha presentado un serio decremento en su ritmo de posicionamiento dentro del segmento de teléfonos inteligentes, lo cuál contrasta con el fuerte impulso que han tomado otros fabricantes dentro de las preferencias del mercado mexicano, como viene siendo el caso de Samsung, Apple y Sony. Lo que presenta este escenario conjunto: BlackBerry sigue siendo el número en el país, pero ha perdido alrededor del 20% en sus preferencias de uso, mientras que Samsung las ha incrementado un 37.6%, por lo cual, de seguir con esta trayectoria, durante 2014 podría posicionarse como la marca líder en preferencias.

A nivel internacional, como bien menciona Nicolás Rivera, Samsung se ha dormido en sus laurelesrelativamente durante 2013. De manera que este será un año clave para la compañía, ya que su consolidación o caída dependerán de sus próximas acciones.