Sostén inteligente contra el comer compulsivo


Ingenieros y diseñadores de Microsoft Research han desarrollado un sostén capaz de monitorear varios parámetros cardiorrespiratorios que pueden ayudar al manejo de distintos estados emocionales, como por ejemplo la ansiedad de comer en exceso en situaciones de estrés.

Comer de manera compulsiva es uno de los desórdenes alimenticios más frecuentes y lo padecen tanto personas con obesidad, como aquellas con peso normal. Es más común en las mujeres en una proporción de 2 a 1. Este desorden alimentario, se caracteriza poringerir una gran cantidad de alimentos, perdiendo el control de lo que se come en periodos cortos de tiempo o por la obsesión a lo que se ingiere.

Las personas con esta enfermedad se sienten culpables por no poder controlar la ingestión de alimentos y se obsesionan por su peso. El trastorno de comedor compulsivo, se diferencia de la bulimia, porque la persona que come desenfrenadamente no se induce el vómito, no toma laxantes, ni diuréticos.

Mary Czerwinski, psicóloga e investigadora de Microsoft, explicó que este accesorio está impulsado hacia las mujeres pues son las que más generan estos impulsos (comedores compulsivos).

El sostén cuenta con sensores que capturan el ritmo cardíaco mediante el registro de un electrocardiograma, la respiración, la actividad electrodérmica de la piel y el movimiento con un acelerómetro y un giroscopio. Los datos posteriormente se transmiten a una aplicación de smartphone para ser analizados.

De esta manera se pretende que el sistema funcione como una alerta de principios de estrés en tiempo real, así como una interfaz física a través del cual los usuarios pueden manipular su estado afectivo.

El sujetador anti-estrés se puso a prueba recientemente por un pequeño grupo de voluntarias que fueron capaces de obtener información sobre su estado de ánimo. Microsoft construyó paneles sensores con un microprocesador alimentado por una batería de 3.7 voltios, el cual es capaz de probar hasta ocho canales de bio-señales de forma simultánea.

Mediante esta grabación, se podrá saber los estados de ánimo y así los científicos podrán predecir con precisión los cambios en la fisiología que acompaña a la alimentación y el estrés.

Es difícil saber cuáles son las causas a nuestros problemas o el estado de ánimo que padecemos diariamente, ya que este cambia constantemente dependiendo de la actividad que realicemos o la situación a la que nos enfrentemos.

Actualmente se está tratando de encontrar maneras de usar la tecnología para monitorear y comprender las emociones humanas y así ofrecer recetas simples a los problemas que nos aquejan.

Cabe señalar que las causas que provocan que una persona coma compulsivamente aún son desconocidas, pero se sabe que más de 50% de estos pacientes presentan antecedentes de depresión. Por lo que en el caso de este trastorno de la conducta alimentaria, es importante acudir con un profesional e iniciar el tratamiento.

Referencia: Microsoft Reserch, Discovery