Redes sociales, tecnología y mercado global, desafíos para medios en español


La expansión de las redes sociales, los cambios tecnológicos y el acceso al mercado global son los principales desafíos a los que se enfrentan los medios de habla hispana, coincidieron hoy en señalar destacados representantes de la industria durante un foro sobre comunicación. EFE

El encuentro, organizado por el Gobierno de España y el Grupo Televisa, reunió a líderes de los principales grupos de comunicación en español, en el marco de la XXIII Cumbre Iberoamericana, que comenzó este viernes en la capital panameña.

Bajo el lema “Los medios como aliados del desarrollo en Iberoamérica”, directivos de medios y empresas de comunicación debatieron sobre la promoción y defensa del español, la cultura y la identidad iberoamericanas y el desarrollo de la región.

Esta segunda edición del Foro de Comunicación contó con la presencia del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y del secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, así como los ministros de Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, y Panamá, Fernando Núñez Fabrega, y del ministro panameño de la Presidencia, Roberto Henríquez.

Al inaugurar el acto, Rajoy apeló a que los medios de comunicación “grandes o pequeños” hagan un “uso responsable” de la libertad de expresión y de la libertad de información de la que son depositarios, en tanto que Henríquez les pidió independencia y objetividad en su rol de “observantes” del desempeño de los gobiernos.

El encuentro arrancó con una mesa redonda sobre convergencia tecnológica y cultural en la que se puso de manifiesto que las redes sociales y los medios tradicionales se retroalimentan unos a otros.

El crecimiento de las redes sociales, las exigencias de nuevos contenidos y la distribución en tiempo real conformaron la visión común del presidente de Telemundo Internacional, Marcos Santana; el vicepresidente del Grupo Cisneros, Carlos Bardasano, y el directivo de Telefónica España, Luis Velo Puig-Durán.

En otro de los paneles, que abordó los retos de los grupos multimedia, responsables de la industria en español coincidieron en que la oportunidad para crecer en un mundo cambiante como el actual es emprender negocios conjuntamente aprovechando el conocimiento que cada grupo de comunicación tiene de su mercado.

Moderada por el presidente de la Agencia Efe, José Antonio Vera, esta mesa redonda contó con la participación del presidente del Grupo Televisa, Emilio Azcárraga Jean; el presidente de Univisión, Randy Falco, y el vicepresidente del Grupo Planeta, José Crehueras.

Vera recordó que en la primera edición de este foro, celebrada el año pasado en Cádiz “se puso de manifiesto el relativo aislamiento de los grupos de comunicación iberoamericanos, la falta de iniciativas comunes para ser competitivos y la necesidad de establecer mecanismos que fortalezcan el idioma español en todo el mundo”.

“Los grupos de habla hispana no hemos sabido contar nuestras historias de éxito”, reconoció Emilio Azcárraga Jean, dueño de Televisa, compañía asociada con Univisión, la cadena hispana de televisión más importante de Estados Unidos.

Por su parte, el presidente de Univisión, Randy Falco, llamó la atención sobre el potencial de la comunidad hispana, que anualmente mueve 1,6 billones de dólares y que en 2060 representará un tercio de la población de EEUU. “Los estadounidenses están siendo latinizados”, enfatizó.

En tanto, José Crehueras, vicepresidente del Grupo Planeta, subrayó la importancia de las alianzas comerciales y contrastó el hecho de que seis grupos europeos facturen conjuntamente 22.000 millones de euros, mientras que la estadounidense Google anualmente mueve 166.000 millones.

La mesa redonda que suscitó el debate más intenso fue la que trató sobre los distintos modelos de comunicación y de mercado, en la que el periodista y académico mexicano Leo Zuckermann se preguntó si hoy día existe la tentación de concentrar el poder y limitar la libertad de expresión en América Latina.

Al respecto, el presidente del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrían, sostuvo que “los gobiernos son los primeros enemigos de la libertad de expresión en todas partes del mundo”.

Leopoldo González-Echenique, presidente de la Corporación de Radio y Televisión Española, incidió en que las presiones del poder son las mismas en las corporaciones públicas que en las privadas, pero el régimen de supervisión de las primeras es mucho más intenso.

El acto fue clausurado por el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, quien tras subrayar “el derecho que tienen las lenguas a ser habladas, difundidas y enseñadas”, llamó a los responsables de la industria de la comunicación a aprovechar el enorme potencial del idioma común.

“Ya hemos logrado que el Papa rece en español; ahora nos toca que el próximo presidente de los Estados Unidos hable también español”, concluyó García-Margallo.