Seguimos analizando el BlackBerry Q10


Gracias a la cortesia de BlackBerry estamos probando un Q10 y lo primero que debo decir es que el  BlackBerry Q10 me transporta a los comienzos de BlackBerry, su diseño es todavía un icono de la época dorada de estos modelos, cuando BlackBerry marcaba la tendencia del mercado.

La pantalla del Q10 es más grande que la de su hermano BlackBerry Bold e increíblemente fuerte y sensible,  mide solo 3,1 pulgadas, lo que podría generar dudas, que seguramente no le importe a los que busquen un nuevo teléfono con teclado físico.

Navegar y buscar contenido resulta muy dificil en el Q10. Los vídeos se ven pequeños y las páginas web con mucho contenido visual, no ayudan a la navegacion. Podemos acercar el texto, pero los 3.1pulgadas de pantalla requiere desplazamiento horizontal constante para ver algo. Por ello, algunos sitios web pueden resultar muy dificiles de navegar.

Pero una de las criticas que se le puede hacer al nuevo Q10 es que no tenga un botón de inicio. Al igual que el Z10, es necesario ir a la parte inferior de la pantalla para salir de una aplicación, en el Z10 tenemos mayor pantalla y  más espacio para desplazarnos y navegar por aplicaciones, sin tener que ir cerca del punto de activación. En la pantalla más pequeña del Q10 te sales constantemente de las apps, sin querer, el sistema interpreta que cuando intentas bajar un artículo largo o los mensajes de Twitter, quieres en realidad ir a la pantalla de inicio.

Pero el mayor problema del modelo Q10 es la falta de aplicaciones. Aunque la mayoría de los móviles tienen una proporción de pantalla de 16:9, la pantalla del Q10 es casi cuadrada. Esto supone un problema para BlackBerry, ya que ahora los desarrolladores tienen que crear una versión totalmente diferente de su aplicación para que funcione correctamente en pantalla cuadrada. Es frustrante descargar una aplicación y ver que no se ve completa.

En cuanto al navegador integrado, éste ha mejorado en comparacion con el BlackBerry Z10 pero aún es insuficiente  se queda por detrás de la mayoría de competidores.

El nuevo Q10 plantea dudas, en la medida en que es prácticamente el único teléfono inteligente con teclado físico. No obstante, se trata de un teclado de primera, muy bien construido y muy práctico para su uso profesional y para poner a prueba los pulgares de muchos profesionales.